Home_PageGómezJuan Gómez de Mora

 (España, 1586-1648)


Edificios:

1616 - 30 años
Convento de la Encarnación
Zamora - España


1617 - 31 años
Clerecía de Salamanca
Salamanca - España


1619 - 33 años
Casa de la Panadería
Madrid - España


1645 - 59 años
Casa de la Villa
Madrid - España


Biografía:
  Arquitecto español, una de las principales figuras del primer barroco en España, ligado a la herencia de Juan de Herrera del último tercio del siglo XVI. Fue el arquitecto más favorecido por el monarca español Felipe III, como lo demuestra el gran número de encargos relacionados directamente con la corona. Una de sus primeras obras es el convento de la Encarnación, construido en Madrid entre 1611 y 1616, que destaca por su sobria fachada trazada con un esquema característico que se repetirá después en otras edificaciones religiosas del siglo XVII. Un espacio previo de acceso a la iglesia, flanqueado por la prolongación de los muros del monasterio, da paso a la fachada propiamente dicha: un lienzo rectangular enmarcado por dos grandes pilastras y dividido en tres zonas horizontales. Una parte baja, con tres arcos de medio punto, mayor el central, una zona intermedia con motivo escultórico, flanqueado por sendos huecos laterales que se invierten en el último tramo, y un frontón triangular con óculo rematando el conjunto. Mayor grandiosidad se encuentra en la clerecía de Salamanca, comenzada en 1617 y tal vez terminadas su fachada y cúpula por Pedro Matos a partir de 1644. Inspirada en la iglesia del Gesù de Roma, es una iglesia con esquema en planta muy común en el barroco: cruz latina con gran crucero y nave única con arcadas de medio punto dando a capillas entre contrafuertes. En 1619 Juan Gómez de Mora reconstruyó la fachada sur del desaparecido Alcázar de Madrid, en la que intentó, según el gusto herreriano, uniformar la distribución de los elementos de la fachada. Es autor también de la plaza Mayor o Nueva de Madrid (reconstruida tras un incendio por Juan de Villanueva en el siglo XVIII), un gran espacio urbano que reordenaría el entorno con una plaza cerrada, de planta rectangular, con lienzos de fachada porticados en su parte baja, muy homogéneos, sólo realzados en los puntos de entrada. Finalmente cabe destacar la cárcel Nueva y el Ayuntamiento que, también en Madrid, construyó Gómez de Mora sobre trazas herrerianas: fachadas sobrias, torres con chapiteles en las esquinas (retocados en el siglo XVIII por Teodoro Ardemans) y una combinación de piedra y ladrillo que luego se encontrará en los grandes palacios de los Borbones.  © M.E.


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved