Home_Page HayasakaFumio Hayasaka

 (Japón, 1914-1955)


Films:









1951 - 37 años
Rashomon
T.O.: Rashomon
Director: Akira Kurosawa
Música: Fumio Hayasaka










1952 - 38 años
Vivir
T.O.: Ikiru
Director: Akira Kurosawa
Música: Fumio Hayasaka










1953 - 39 años
Cuentos de la Luna Pálida
T.O.: Ugetsu monogatari
Director: Kenji Mizoguchi
Música: Fumio Hayasaka










1954 - 40 años
Amantes Crucificados, Los
T.O.: Chikamatsu monogatari
Director: Kenji Mizoguchi
Música: Fumio Hayasaka










1955 - 41 años
Emperatriz Yang Kwei-fei, La
T.O.: Yôkihi
Director: Kenji Mizoguchi
Música: Fumio Hayasaka










1956 -
Siete Samurais, Los
T.O.: Shichinin no samurai
Director: Akira Kurosawa
Música: Fumio Hayasaka




Otros Films:

1948 EL ANGEL EBRIO (Akira Kurosawa)
1949 EL PERRO RABIOSO (Akira Kurosawa)
1950 ESCANDALO (Akira Kurosawa)
1950 EL RETRATO DE MADAME YUKI (Kenji Mizoguchi)
1951 EL IDIOTA (Akira Kurosawa)
1951 OYU-SAMA (Kenji Mizoguchi)
1954 EL INTENDENTE SANSHO (Kenji Mizoguchi)
1955 EL HEROE SACRILEGO (Kenji Mizoguchi)
1955 CRONICA DE UN SER VIVO (Akira Kurosawa)


Biografía:
    Músico japonés, nacido en Sendai, que destacó sobre todo por su labor como compositor de bandas sonoras. Por su trabajo en muy destacados largometrajes del cine japonés, Fumyo Hayasaka pasa por ser uno de los nombres más influyentes de la banda sonora en su país. Buen conocedor de las formas de composición tradicionales, estudió desde joven las posibilidades de instrumentos de cuerda propios de Japón, como el shamisen y la biwa. Asimismo, investiga la estructura musical de los dramas tradicionales. En este sentido, cabe destacar que las formas teatrales del kabuki y el noh, propias de la cultura nipona, ofrecen determinados valores que el músico integrará luego en su labor cinematográfica. Dos directores, Akira Kurosawa y Kenji Mizoguchi, recurrirán a él de manera continuada y serán quienes orienten el poder de sugestión musical que presenta lo mejor de su obra. Las facultades técnicas de Hayasaka quedan de manifiesto en partituras como Los amantes crucificados (1954) y Los siete samuráis (1956) y cuyo inconfundible color local es una de las señas de identidad del músico, prematuramente desaparecido.  © GUP


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved