Home_Page GoldErnest Gold

 (EEUU, 1921-1999)


Films:









1954 - 33 años
The Other Woman
T.O.: The Other Woman
Director: Hugo Haas
Música: Ernest Gold










1955 - 34 años
Calle desnuda, La
T.O.: The Naked Street
Director: Maxwell Shane
Música: Ernest Gold










1958 - 37 años
Fugitivos
T.O.: The Defiant Ones
Director: Stanley Kramer
Música: Ernest Gold & William C. Handy










1959 - 38 años
Hora Final, La
T.O.: On the beach
Director: Stanley Kramer
Música: Ernest Gold










1959 - 38 años
Ciudad frente a mí, La
T.O.: The Young Philadelphians
Director: Vincent Sherman
Música: Ernest Gold










1960 - 39 años
Exodo
T.O.: Exodus
Director: Otto Preminger
Música: Ernest Gold










1960 - 39 años
Herencia del Viento, La
T.O.: Inherit the Wind
Director: Stanley Kramer
Música: Ernest Gold










1961 - 40 años
Vencedores o vencidos
T.O.: Judgment at Nuremberg
Director: Stanley Kramer
Música: Ernest Gold










1961 - 40 años
Último atardecer, El
T.O.: The Last Sunset
Director: Robert Aldrich
Música: Ernest Gold










1962 - 41 años
Pressure Point
T.O.: Pressure Point
Director: Hubert Cornfield
Música: Ernest Gold










1963 - 42 años
Mundo está Loco, Loco, Loco, El
T.O.: It's a Mad Mad Mad Mad World
Director: Stanley Kramer
Música: Ernest Gold










1963 - 42 años
Angeles sin Paraíso
T.O.: A Child Is Waiting
Director: John Cassavetes
Música: Ernest Gold










1965 - 44 años
Barco de los Locos, El
T.O.: Ship of Fools
Director: Stanley Kramer
Música: Ernest Gold










1969 - 48 años
Secreto de Santa Vittoria, El
T.O.: The Secret of Santa Vittoria
Director: Stanley Kramer
Música: Ernest Gold










1977 - 56 años
Cruz de Hierro, La
T.O.: The Iron Cross
Director: Sam Peckinpah
Música: Ernest Gold




Otros Films:

1979 MAS ALLA DEL AMOR ( KRAMER,Stanley )


Biografía:
    Compositor estadounidense nacido en Viena (Austria), uno de los compositores más exitosos de Hollywood. Si la realidad hubiera sido diferente en el mundo en los años 30, Gold podría haber sido uno de los últimos compositores post-románticos en el continente europeo, siguiendo una carrera melódica en fuerte contraste a un mundo musical cada vez más dominado por el atonalismo y las melodías no discordantes. Fue imposible, y Gold como otros contemporáneos, Miklós Rózsa y Franz Waxman, hubo de trasladarse a los Estados Unidos a causa de Hitler. De modo que Gold, se convirtió en una de las últimas figuras europeas de música romántica, haciéndose un nombre por sí mismo en la meca del cine. Comenzó a tocar el piano y el violín a los seis años, y para cuando tenía ocho había empezado a componer canciones. Podría haber sido un rival de Erich Wolfgang Korngold, un compositor de 30 años que también acabó en Hollywood, escribiendo una ópera completa cuando tenía 13 años, pero la Viena de los años 30 era demasiado caótica como para permitir a un niño talentoso, en especial de una familia judía, causar demasiada impresión. En el ocaso del Imperio Austro-Húngaro había espacio para jóvenes como Korngold, pero en la Austria de mediados de los años 30 no había lugar para alguien de la herencia étnica y religiosa de Gold. El ascenso de Hitler al poder en 1933 en Alemania supuso una seria amenaza que se cristalizó cuando las tropas alemanas traspasaron la frontera cinco años después. Gold asistió a la Academia Estatal de Música vienesa hasta principios de 1938, cuando él y su familia huyeron de Europa. Llegaron a Nueva York en 1938, donde el joven de 17 años retomó su carrera musical presentando un concierto de piano que le llevó a actuar en el Carnegie Hall.

En 1958, Gold recibió su primer trabajo para componer una película, Fugitivos (The Defiant Ones), dirigida por Stanley Kramer, que recibió múltiples nominaciones a los Oscar. Cuando George Antheil cayó enfermo ese mismo año y no pudo trabajar en la película de Kramer, La hora final (On the Beach) la composición de la misma recayó en Gold. Se trataba de un film de alto perfil que abordaba el controvertido tema de la aniquilación nuclear, interpretado por un verdadero elenco de estrellas. Gold fue capaz de elaborar una expresiva composición, a pesar de la imposición del productor de que el himno de Australia "Waltzing Matilda" debía sonar tan a menudo como fuera posible de música de fondo, convirtiéndose en el compositor preferido de Kramer durante los siguientes veinte años, trabajando en cada película importante que el director realizó. Sin embargo, su gran oportunidad le sobrevino al ser contratado para musicar la producción de Otto Preminger, Éxodo (1960). La película, que trata de la creación del Estado de Israel fue todo un éxito y el tema principal de Gold para la banda sonora fue memorable, una pieza casi straussiana con arreglos para orquesta, guitarra eléctrica y dueto de piano de Ferrante y Teicher. El nombre de Gold se hizo famoso en Hollywood y en los círculos de la música popular. Kramer trabajó con él en la mayor parte de sus películas desde entonces, incluyendo Vencedores o vencidos (1961) y El mundo está loco, loco, loco (It's a Mad Mad Mad Mad World, 1963). Su trabajo compositivo posterior se centró en las producciones de Kramer de alto perfil, tomándose un descanso a finales de los años sesenta para escribir música para el musical de Broadway, I'm Solomon y escribiendo en los años setenta sobre todo para la televisión, junto a ocasionales funciones teatrales, tales como Cross of Iron y Fun with Dick and Jane. A finales de la década de los setenta, la carrera de Gold comenzó su ocaso. En 1980 fundó Los Angeles Senior Citizen's Orchestra. Murió en 1999, once años después de escribir su última película, la adaptación televisiva de la novela de Gore Vidal, Lincoln (1988).  © Bruce Eder

Galardones:
1 Globo de Oro La hora final, 1959
1 Oscar Exodo, 1960


Su obra clásica en El Poder de la Palabra


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved