Home_Page MartínezRafael Martínez del Castillo

 (España, 1895-1953)


Films:









1935 - 40 años
Nobleza Baturra
T.O.: Nobleza Baturra
Director: Florián Rey
Música: Rafael Martínez del Castillo










1936 - 41 años
Morena Clara
T.O.: Morena Clara
Director: Florián Rey
Música: Rafael Martínez del Castillo










1945 - 50 años
Luna vale un millón, La
T.O.: Luna vale un millón, La
Director: Florián Rey
Música: Rafael Martínez del Castillo




Otros Films:

1934 EL NOVIO DE MAMÁ (FLORIÁN REY)
1936 EL CURA DE ALDEA (FRANCISCO CAMACHO)
1936 NUESTRA NATACHA (BENITO PEROJO)
1939 AMORES DE JUVENTUD (JULIÁN TORREMOCHA)
1944 ANA MARÍA (FLORIÁN REY)
1946 AUDIENCIA PÚBLICA (FLORIÁN REY)


Biografía:
    Músico, violinista y adaptador cinematográfico nacido en La Almunia de Doña Godina, Zaragoza. Sus primeros contactos con el cine se los procura su hermano, el realizador Florián Rey, cuando éste se ve obligado a sonorizar su film mudo, La aldea maldita, en la época crucial del advenimiento del cine sonoro. Rafael Martínez se ve precisado a trasladarse a París, y adapta diversos motivos castellanos, que son sincronizados, junto con unos concisos diálogos ambientales, en los Studios Tobis, de París. Esto le permite a Rafael estudiar toda la problemática de la adaptación musical en el cine, lo que ha de serle muy fructífero en colaboraciones sucesivas, casi siempre en las películas de su hermano, cada vez más exigentes y precisas. Se une a él, más tarde, su hermana Guadalupe Martínez del Castillo, de importancia capital para la música ambiental regionalista, especialmente la aragonesa. Destacan entre estas colaboraciones, la segunda versión de La aldea maldita, cuya belleza musical contribuye decisivamente al galardón obtenido por el film en la Bienal de Venecia, de 1942. En Orosia, es decisiva la participación de Rafael tanto en la música ambiental como en los elementos folclóricos que enriquecen la banda sonora. El drama trágico es subrayado siempre con una música ambiental que refuerza situaciones y crea el clima adecuado, destacando su calidad, especialmente, en la llamada «misa de pastores», donde se aquilatan estas excelencias. Destacar que, tanto en las adaptaciones como en la música original, Rafael Martínez mide escrupulosamente los espacios y encaja cuidadosamente una melodía que siempre enriquece la secuencia. Este ajustado melódico permite esencializar y aislar un motivo que, tras este preliminar, es desarrollado en su total intensidad dramática o festiva. Rafael Martínez del Castillo fue uno de los mejores músicos cinematográficos con los que pudo contar el cine español, y colaborador ideal de Florián Rey, el gran director almuniense.  © GEA


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved