Home_PageLecocqCharles Lecocq

 (Francia, 1832-1918)







1873 - Le fille de Madame Angot -  Obertura
1882 - Le cœur et la main -  Un soir, Pérez, le capitaine


Biografía:
    Músico francés nacido en París. Uno de los más finos compositores franceses de operetas. Nació en el seno de una familia pobre y un defecto de nacimiento en la cadera le obligó a usar moletas durante el resto de su vida después de cumplir los cinco años de edad. El descubrimiento de la música constituyó para él todo un lenitivo. Comenzó a tocar la chirimía cuando no tenía mucho más de cinco años y seguidamente el piano. A los dieciséis años adquirió tal destreza que impartía lecciones. Estudió armonía en privado y en 1849, ingresó en el Conservatorio de París. Fueron sus condiscípulos Camille Saint Saëns y Georges Bizet. En 1851 logró el segundo premio en contrapunto y figuró entre los mejores en la clase de órgano de Benoit, a pesar de lo difícil que le resultaba, dada la debilidad de sus piernas, tocar los pedales del órgano. En 1854 se vio forzado a abandonar el Conservatorio sin graduarse para trabajar y colaborar en los modestos ingresos familiares. Dio clases de piano y fue ayudante del maestro de ballet Callarius en sus clases privadas. En 1856, Jacques Offenbach, a modo de evento publicitario para su compañía de opereta en el Théâtre des Bouffes-Parisiennes, propuso un concurso de composición y a los participantes se les entregó el libreto para una ópera cómica, Le Docteur Miracle. Bizet y Lecocq compartieron el primer premio. Todo ello contribuyó a que Lecocq obtuviera algunos puestos de trabajo relacionados con zarzuelas de un solo acto, por lo general destinados a figurar como preludio a la actuación principal. No obstante, estas piezas de bajo prestigio sirvieron para que concitara la atención y a pesar de ser un relleno de la obra principal. Escribió siete de estas pequeñas piezas entre 1859 y 1868. Finalmente, su opereta Le fleur de thé de 1868, con su exótico entorno japonés, supuso un enorme éxito que se vio interrumpido drásticamente por la amenaza de una guerra con Prusia. Optó por retirarse a la patria de sus ancestros y continuar con sus creaciones en Bélgica. La fama parisina que le precedía le permitió alcanzar tres éxitos populares seguidos, Les cent vierges (1872), Le fille de Madame Angot (1873) y Girolflé-Girofla (1874). Su éxito en Bruselas fue suficiente como para que los empresarios parisinos quisieran escenificar los mismos toda vez que la guerra había concluido, alcanzando una gran popularidad en Francia. Se le consideró el sucesor de Offenbach tras escribir dos nuevas operetas, La petite mariée (1875) y Le petit duc (1878). Escribió más de cuarenta obras de teatro, algunas de ellas muy populares, pero ninguna consiguió el éxito duradero de las ya mencionadas, que incluyen elementos que aún persisten en el repertorio de la opereta francesa. Intentó escribir una ópera a gran escala, Pluto, pero fue todo un fracaso. Gradualmente tendió al retiro definitivo cuando percibió que su estilo compositivo había pasado de moda. Escribió algunas piezas orquestales, música de cámara y música coral para un convento. Algunas de sus piezas de piano y canciones las firmó bajo el pseudónimo de Georges Stern. Su música más ligera sigue deleitando por su fino contenido lírico y su hábil ritmo para causar situaciones cómicas.  © Joseph Stevenson


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved