Home_PageHeroldFerdinand Herold

 (Francia, 1791-1833)







1828 - La Fille Mal Gardée -  Clog dance


Zampa (1831 - 3 de mayo)


Biografía:
    Compositor francés. Hijo de un pianista que había recibido lecciones de manos de Carl Philip Emmanuel Bach, comenzó a componer a los siete años de edad. Alumno de Méhul en el Conservatorio de París, ganará el Premio de Roma de 1812. Pianista de la reina Carolina en Nápoles, allí logrará su primer éxito operístico con ‘La jeunesse de Henry V’ (1815); su dedicación a la ópera quedaba así decidida. Hérold es situado por Lucien Rebatet entre los “émulos” de Meyerbeer junto al astro de la gran ópera Halévy y el mediocre Adolphe Adam; tratándose de un músico muy superior a éstos, y dotado de verdadero talento -ya que no de genio-, nunca dejará de resultar acertada la afirmación un tanto global de Rebatet de que “en esta música antañona, encontramos todavía la primitiva alternancia de languideces tediosas con cobres de una árida crudeza” (‘Una historia de la música’, 2007, p. 382). Para bien o para mal, de las más de veinte óperas de Hérold, sólo han sobrevivido dos valiosos ejemplares: ‘Zampa’ (1831) y ‘Le Pré aux Clercs’ (1833), que alcanzaría el millar de representaciones en 1871; la más lograda es ‘Zampa’, un trabajo que debería alinearse entre lo mejor propuesto por la ópera cómica francesa decimonónica: la rutilante historia de un pirata que terminará cayendo por un precipicio empujado por el espíritu de su antigua y vengativa amada, adquiere en manos de su autor un movimiento de sugestivo poder de fascinación. De su media docena de ballets, el célebre ‘La fille mal gardée’, ‘Lydie’ (1828), ‘La belle au bois dormant’ (1829), no ocuparían musicalmente sino un lugar análogo a los de Adam, esto es unas músicas compartimentadas de mero acompañamiento coreográfico; sin embargo, Hérold no tiene ningún ‘Giselle’ en su haber. Frente a la música teatral, Hérold también practicó la música “pura” en sus dos sinfonías, sus conciertos, sus cuartetos de cuerda, una retahíla de sonatas y piezas para piano sin otro valor que el meramente testimonial. Ferdinand Hérold falleció, enfermo de tuberculosis, mientras laboraba en su ópera ‘Ludovic’ (1833), que completaría el destajista Halévy.  © José Antonio Bielsa


Galardones:
Premio de Roma (1812)


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved