Home_PageWilliamsJohn Williams

 (EEUU, 1932)







1980 -  Jubilee 350 Fanfare
1985 - Concierto para tuba y orquesta -  1º Mov.
1986 -  Liberty Fanfare
2009 -  Air and Simple Gifts


Biografía:
    Compositor estadounidense, nacido en Nueva York. El maestro Castelnuovo Tedesco fue quien enseñó al alumno impulsivo algunos secretos de la composición e interpretación. El descubrimiento de John Williams para la banda sonora llegó en 1956, con la teleserie Playhouse 90, cuya música se encargó de componer. Sus labores para el medio audiovisual fueron a partir de ese momento constantes: agregando elementos estilísticos, experimentando y puliendo una línea musical que tardaría una década en concretar definitivamente. En el mundo televisivo, destacaron sus partituras para El Virginiano (1962), Viaje al fondo del mar (1964) y La isla de Gilligan (1964). No obstante, fue en el cine donde logró mayor renombre, Caminos secretos (1961), El señor de Hawai (1962), Los rateros (1969), Alma rebelde (1970), Loca evasión (1974), El coloso en llamas (1974), Tiburón (1975) y otras. Por otra parte, en su obra musical ajena al mundo del cine se encuentran varias composiciones clásicas que, le ligarán más adelante a una de las orquestas sinfónicas más populares de los Estados Unidos, la Boston Pops Orchestra, de la que fue director durante cuatro años y con la que grabó 35 discos, entre los que destaca un volumen de marchas de John Philip Sousa. La influencia de este estilo musical en sus creaciones es evidente, y muy notoria en las dos fanfarrias olímpicas que compuso. No obstante, el compositor obtuvo mayor notoriedad gracias a la colaboración continuada con Steven Spielberg. La amistad de ambos se prolongará en títulos tan conocidos como En busca del Arca perdida (1981), E.T., el extraterrestre (1982) y La lista de Schindler (1993). Williams continuó trabajando para el cine a lo largo de los años noventa. Oliver Stone, muy satisfecho con el trabajo del músico en Nacido el 4 de julio (1989), le encarga las bandas sonoras de JFK (1991) y Nixon (1995). Pese a esos ejercicios de originalidad, bandas sonoras como las de Solo en casa (1990) y Parque Jurásico (1993) mantienen su buen nombre en el ámbito de las partituras atractivas y pegadizas. John Williams resumió en su carrera buena parte de la historia contemporánea de la música de cine. Fue el compositor más reconocido de esta especialidad, no ya entre los aficionados, sino entre el gran público, que ha convertido algunas ediciones de sus composiciones en auténticos éxitos de ventas, sólo equiparables a los obtenidos por los grandes grupos de rock. Williams cumplió todas las condiciones para agradar a críticos y espectadores, engarzó sus trabajos con un talento que, por lo prolífico y lo cualitativo, apenas si tuvo equivalentes conocidos en Hollywood. El compositor destacó también en la composición de partituras para diversos Juegos Olímpicos, compuso la música para 4 encuentros deportivos internacionales en los últimos años. Éstos fueron: "Olympic Fanfare and Theme" para los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984; "The Olympic Spirit", para los Juegos Olímpicos de Seúl 1988; "Summon the Heroes", para los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y "Call of the Champions", para los Juegos Olímpicos de Salt Lake City, en 2002.  © Emilio C. García Fernández


Web Recomendada:


www.johnwilliams.org

Su obra cinematográfica en El Poder de la Palabra


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved