Home_Page ClaytonJack Clayton

 (Gran Bretaña, 1921-1995)


Films:









1961 - 40 años
Suspense
T.O.: The Innocents
Director: Jack Clayton
Música: Georges Auric










1964 - 43 años
Siempre estoy sola
T.O.: The Pumpkin Eater
Director: Jack Clayton
Música: Georges Delerue










1967 - 46 años
A las 9 cada noche
T.O.: Our Mother's House
Director: Jack Clayton
Música: Georges Delerue










1983 - 62 años
Carnaval de las Tinieblas, El
T.O.: Something Wicked This Way Comes
Director: Jack Clayton
Música: James Horner










1987 - 66 años
Solitaria pasión de Judith Hearne, La
T.O.: The Lonely Passion of Judith Hearne
Director: Jack Clayton
Música: Georges Delerue










1992 - 71 años
Memento Mori (TV)
T.O.: Memento Mori
Director: Jack Clayton
Música: Georges Delerue




Otros Films:

1959 UN LUGAR EN LA CUMBRE
1974 EL GRAN GATSBY


Biografía:
    Director de cine británico, nacido en Brighton. Comenzó a trabajar desde muy joven en el cine realizando todo tipo de labores como ayudante de dirección o montador en los estudios London Films. Durante la Segunda Guerra Mundial realizó la película del Ministerio de Información, Naples is a Battlefield. Después de la guerra, comenzó a ejercer labores de productor en films de directores tan importantes como Lewis Gilbert o John Huston, con quien colaboró en varias películas como Moulin Rouge o la espléndida La burla del diablo (1953). Fue el coordinador de las tres unidades de rodaje de El ladrón de Bagdad (1940), de Alexander Korda. En 1956 ganó el premio del festival de Venecia por su cortometraje The Bespoke overcoat, rodado con apenas cinco mil libras. Un lugar en la cumbre (1959) fue su primer largometraje. Pese a debutar en la dirección con casi cuarenta años, conocía el oficio perfectamente, lo que le permitió realizar un gran trabajo por el que consiguió el premio de la Academia Británica al mejor director y su protagonista, la francesa Simone Signoret, consiguió el Oscar a la mejor actriz. Un lugar en la cumbre abrió nuevos caminos en el cine británico y facilitó la llegada de directores jóvenes por su franqueza sexual y por estar ambientada entre la clase trabajadora. Su siguiente película fue Suspense (1961), adaptación de la novela Otra vuelta de tuerca, de Henry James. Deborah Kerr interpreta en ella a una institutriz que ve los fantasmas de una pareja de criados muertos que intentan poseer a los niños que están a su cuidado. Clayton crea una terrorífica atmósfera con una gran elegancia y dando a la película un aire victoriano. Suspense es una de las más importantes películas rodadas por Clayton y una de las últimas grandes películas de terror en blanco y negro. Sus siguientes obras no obtuvieron resultados tan espectaculares como las dos primeras. Gran director de actores, en Siempre estoy sola (1964), Anne Bancroft consigue el premio de interpretación femenina en el festival de Cannes por su retrato de una madre con ocho hijos. Al cabo de varios años y tras algún proyecto fallido, Clayton dirige la interesante El Gran Gatsby (1974). Escrita en colaboración con Francis Ford Coppola y basada en la novela homónima de Francis Scott Fitzgerald, está interpretada por Robert Redford y Mia Farrow en los papeles del misterioso contrabandista de licores que se ha hecho un sitio en la alta sociedad y Daisy, la mujer casada de la que se enamora. La dirección de Clayton da a la película un aire de otra época y está a la altura de uno de los clásicos de la literatura norteamericana del siglo XX. Su espectacular dirección artística y su banda sonora son galardonadas con el Oscar de la Academia. La siguiente película de Jack Clayton como director fue El carnaval de las tinieblas (1984). Basada en una historia de Ray Bradbury sobre una misteriosa feria que recorre los pueblos del medio Oeste para poseer las almas de sus habitantes, no conectó con el estilo del cine de terror de la época y supuso un gran fracaso comercial. En La solitaria pasión de Judith Hearne (1987), su última película como director para la pantalla grande, vuelve a ambientes más intimistas y consiguió una gran interpretación de Bob Hoskins. Clayton se apartó definitivamente del cine con sólo ocho películas y una carrera pausada y muy personal. En 1992 dirigió Memento Mori, su primera película para la televisión y su último trabajo como director.  © F. Pascual


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved