Home_Page GillingJohn Gilling

 (Gran Bretaña, 1912-1984)


Films:









1960 - 48 años
Carne y el Demonio, La
T.O.: The Flesh and the Fiends
Director: John Gilling
Música: Stanley Black










1965 - 53 años
Rebelión en la India
T.O.: The Brigand of Kandahar
Director: John Gilling
Música: Don Banks










1966 - 54 años
Plaga de los Zombies, La
T.O.: The Plague of the Zombies
Director: John Gilling
Música: James Bernard










1966 - 54 años
Reptil, El
T.O.: The Reptile
Director: John Gilling
Música: Don Banks










1966 - 54 años
Cuando las balas vuelan
T.O.: Where the Bullets Fly
Director: John Gilling
Música: Kenny Graham










1967 - 55 años
Sudario de la momia, El
T.O.: The Mummy's Shroud
Director: John Gilling
Música: Don Banks




Otros Films:

1948 ESCAPE FROM BROADMOOR
1949 A MATTER OF MURDER
1950 NO TRACE
1951 THE QUIET WOMAN
1952 MOTHER RILEY MEETS THE VAMPIRE
1952 THE VOICE OF MERRILL
1953 ESCAPE BY NIGHT
1955 TRES PASOS HACIA LA HORCA
1956 ODONGO
1957 POLICIA INTERNACIONAL
1958 CONFLICTO INTIMO
1958 CUANDO LLEGUE EL INVIERNO
1959 EL BANDIDO DE ZHOBE
1959 EL RETO
1961 SHADOW OF THE CAT
1961 BAHIA DE LOS CONTRABANDISTAS
1962 PIRATAS DE BLOOD RIVER
1963 PANIC
1965 LA LLAMADA DEL ESPACIO
1975 LA CRUZ DEL DIABLO


Biografía:
    Director de cine y guionista británico. Debutó como realizador en 1948 con el mediometraje 'Escape from Broadmoor', firmando su primer largo -'A Matter of Murder'- al año siguiente; le seguirán otros treinta y cuatro títulos. Su filmografía, que oscila entre la profesionalidad del artesano y la brillantez del creador genuino, cuenta, no obstante, con varios títulos de peso en el cine fantástico y de terror -en efecto, su nombre aparece frecuentemente vinculado a la productora Hammer Films, especializada en estos géneros-. Sea como fuere -para Hammer o fuera de ella-, los mejores filmes de Gilling son cinco vigorosos exponentes del mejor cinema fantaterrorífico de la década de 1960, a saber: 'La carne y el demonio' (1960), irrepetible ilustración de las actividades de los ladrones de cadáveres Burke y Hare; 'The shadow of the cat' (1961), una de las mejores películas inspiradas en el universo poético de Edgar Allan Poe; su obra maestra 'La plaga de los zombies' (1966), fascinante incursión en una temática pronto vulgarizada, y en la que Gilling ofrece una de las mejores secuencias oníricas de la década; 'El reptil' (1966), inteligente aproximación al tema de las transformaciones humanas generadas a causa de una maldición pretérita -en esta ocasión una mujer que deviene reptil-; y 'El sudario de la momia' (1967), estimable aunque académica vuelta de tuerca sobre los tópicos de las maldiciones en el Egipto profanado por los arqueólogos modernos. Cinco filmes que, por sí solos, hubieran bastado para situar a Gilling entre los maestros indiscutibles del género durante la década, pero que han quedado en un segundo plano debido a factores externos, generalmente de signo comparativo: desde confrontar sus películas con las de un cineasta de mayor categoría estética, Terence Fisher -un ejercicio a todas luces estéril, dada la radical oposición entre el estilo de sendos cineastas: el romanticismo cálido y visceral de Fisher versus la cerebral frialdad de Gilling- hasta valorarlas desde la perspectiva global de una filmografía irregular y mal estudiada que nunca terminaría de cuajar fuera de los mentados géneros -con la excepción, acaso, de sus aportaciones al cine de aventuras, género en el que brilla con luz propia su excelente 'The Pirates of Blood River' (1962)-. John Gilling cerró su filmografía en España con un filme de episodios muy menor, 'La cruz del diablo' (1975), inspirado en las leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer.  © José Antonio Bielsa


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved