Home_Page KalatozovMikhail Kalatozov

 (Rusia, 1903-1973)


Films:









1930 - 27 años
Sal para Svanetia
T.O.: Jim Shvante
Director: Mikhail Kalatozov
Música: Sergei Boguslavsky










1954 - 51 años
Amigos verdaderos
T.O.: Vernye druzya
Director: Mikhail Kalatozov
Música: Tikhon Khrennikov










1957 - 54 años
Cuando pasan las cigüeñas
T.O.: Letyat zhuravli
Director: Mikhail Kalatozov
Música: Mieczyslaw Weinberg










1969 - 66 años
Tienda roja, La
T.O.: Krasnaya palatka
Director: Mikhail Kalatozov
Música: Aleksandr Zatsepin




Otros Films:

1928 ABRID LOS OJOS
1930 LITTLE BLIND GIRL
1932 UN CLAVO EN LA BOTA
1939 CORAJE
1941 VALERI TCHKALOV
1950 EL COMPLOT DE LOS CONDENADOS
1955 EL PRIMER CONVOY
1956 LOS TORBELLINOS HOSTILES
1960 LA CARTA QUE NO SE ENVIO
1964 SOY CUBA


Biografía:
    Director ruso nacido en Tiflis. En 1923 comienza su carrera como montador y cámara. Tras Abrid los ojos (1928), su primer largometraje, rueda Sal para Svanetia (1930), un documental sobre una atrasada región de Rusia, que marcará su primera mirada a los inicios del socialismo. Si bien la influencia de los grandes directores contemporáneos es evidente en su trabajo, ésta no oculta la originalidad de Kalatozov. En el tema de la grandeza y la servidumbre militar de Un clavo en la bota (1932), descubrimos su fértil imaginación y su gusto por el romanticismo. Durante varios años, Kalatozov es director de los estudios de Tbilissi, ciudad que en ese momento es uno de los centros de la revolución cultural, donde poetas, pintores y actores impregnados de la cultura occidental innovan apasionadamente. A continuación se traslada a Leningrado para dirigir Coraje (1939), una historia que exalta las virtudes de los aviadores, y Valéri Tchkalov (1941), retrato del autor de un ataque aéreo intercontinental. En 1950, dirige El complot de los condenados, un himno a la victoria de las fuerzas progresistas en las democracias populares. Con Tres hombres sobre una balsa (1954) cambia drásticamente de registro, abordando el género de la comedia ligera. Volverá a tratar temas más serios en El primer convoy (1955), sobre el arrasamiento de las tierras vírgenes, y Los torbellinos hostiles (1956), sobre Felix Dzejinski, figura de la Tcheka. En 1958, obtiene la Palma de Oro en Cannes con Cuando pasan las cigüeñas, recuperando el resplandeciente romanticismo de Sal para Svanetia. Esa película es el mayor testimonio del renacer soviético y sitúa las peripecias de un amor desgraciado sobre el fondo de la guerra. El largometraje descubre asimismo a dos actores de primera fila, Tatiana Samoilova y Aleksei Balatov, así como a un brillante cámara, Sergei Urusevski, cuyo genio va a marcar con sus proezas formalistas las siguientes películas de Kalatozov, La carta que no se envió (1960) y Soy Cuba (1964). Posteriormente, Kalatozov recuperará un estilo mucho más académico en La tienda roja (1971), que narra la desafortunada expedición del general Nobile al Polo Norte en 1928.  © Wanda Visión

Galardones:
1 Karlovy Vary Amigos verdaderos, 1954
1 Cannes Cuando pasan las cigueñas, 1958


Escenas inolvidables:
Cuando pasan las cigüeñas (1957) 10.49 min.
Soy Cuba (1964) 3.01 min.



Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved