Home_Page NelsonRalph Nelson

 (EEUU, 1916-1987)


Films:









1962 - 46 años
Réquiem por un campeón
T.O.: Requiem for a Heavyweight
Director: Ralph Nelson
Música: Laurence Rosenthal










1963 - 47 años
Lirios del valle, Los
T.O.: Lilies Of The Field
Director: Ralph Nelson
Música: Jerry Goldsmith










1964 - 48 años
Pasos del destino, Los
T.O.: Fate Is the Hunter
Director: Ralph Nelson
Música: Jerry Goldsmith










1965 - 49 años
Duelo en Diablo
T.O.: Duel at Diablo
Director: Ralph Nelson
Música: Neal Hefti










1968 - 52 años
Charly
T.O.: Charly
Director: Ralph Nelson
Música: Ravi Shankar










1968 - 52 años
Una tumba al amanecer
T.O.: Counterpoint
Director: Ralph Nelson
Música: Bronislau Kaper
O.M.: Ludwig Van Beethoven









1970 - 54 años
Soldado azul
T.O.: Soldier blue
Director: Ralph Nelson
Música: Roy Budd










1971 - 55 años
Flight of the Doves
T.O.: Flight of the Doves
Director: Ralph Nelson
Música: Roy Budd










1972 - 56 años
Ira de Dios, La
T.O.: The Wrath of God
Director: Ralph Nelson
Música: Lalo Schifrin




Otros Films:

1963 COMPAÑEROS DE ARMAS Y PUÑETAZOS
1964 OPERACION WHISKY
1965 EL ULTIMO HOMICIDA
1970 TIC, TIC, TIC
1974 LA CONSPIRACION
1976 EMBRYO
1977 A HERO AIN'T NOTHIN'N BUT A SANDWICH


Biografía:
    Director estadounidense nacido en Nueva York. De trayectoria ciertamente irregular, combinó títulos que causaron una cierta sorpresa en su día, como la chocante Los lirios del valle (1963), otra vez con Sidney Poitier en estado de gracia, o como una pequeña y excepcional obra de título desconocido para la gran mayoría como es Pasos del destino (1964), con Glenn Ford y Rod Taylor, con películas de sensiblería pegajosa como Charly (1968), que le valió el Oscar a Cliff Robertson o la muy polémica y de tintes paródicos y desmitificadores Soldado azul (1970), con Peter Strauss y Candice Bergen. En esta ocasión quiso huir de lo fácil que era mostrar a dos personas atormentadas, separadas por el color de su piel y unidas por la razón de su huida, o de la falsa sensiblería de la conciencia de un problema latente y que comenzaba a ser una preocupación en estado embrionario para elegir un tono algo irónico e incluso desenfadado dentro de un fondo que no tiene nada de ironía y mucho menos de desenfado. Es más, cuando el gran actor francés Alain Delon buscó un realizador para que filmara su debut en su frustrante andadura en el cine americano, eligió a Nelson en detrimento del veterano Raoul Walsh, dando como fruto la muy discreta, El último homicida (1965).  © César Bardés


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved