Home_Page FrancisciPietro Francisci

 (Italia, 1906-1977)


Films:









1947 - 41 años
Natale Al Campo 119
T.O.: Natale Al Campo 119
Director: Pietro Francisci
Música: Francesco Lavagnino










1960 - 54 años
Batalla de Siracusa, La
T.O.: L'assedio Di Siracusa
Director: Pietro Francisci
Música: Francesco Lavagnino










1966 - 60 años
Encuentros en las Galaxias
T.O.: Missione Hydra
Director: Pietro Francisci
Música: Nico Fidenco




Otros Films:

1934 RAPSODIA IN ROMA
1934 LA MIA VITA SEI TU
1941 EDIZIONE STRAORDINARIA
1946 IO T'HO INCONTRATA A NAPOLI
1949 ANTONIO DE PADUA
1950 EL LEON DE AMALFI
1952 LA REINA DE SABA
1952 LE MERAVIGLIOSE AVVENTURE DI GUERRIN MESCHINO
1954 HOMBRE O DEMONIO
1956 ORLANDO E I PALADINI DI FRANCIA
1958 LOS VIAJES DE HERACLES
1959 HÉRCULES Y LA REINA DE LIDIA
1960 SAFFO, VENERE DI LESBO
1963 ERCOLE SFIDA SANSONE
1973 SIMBAD E IL CALIFFO DI BAGDAD


Biografía:
    Director, productor y guionista italiano, nacido en Roma. Uno de los más notables representantes del género peplum, Pietro Francisci inició su carrera como cineasta amateur y autor de documentales, hasta que debutó en el largometraje con La mia vita sei tu (1934), una agridulce comedia de amores contrariados en una Milán nocturna bellamente fotografiada por Otello Martelli. No muy bien acogida por la crítica y tampoco respaldada por el público, Francisci se vio obligado a volver a su tarea de documentalista. Tardaría doce años en retornar al cine de ficción: Io t'ho incontrata a Napoli (1946), una comedia localista con actores populares como Peppino De Filippo, Claudio Gora y Paolo Stoppa. Más ambición mostraría en su siguiente película, Natale Al Campo 119 (1948), interesante testimonio de prisioneros italianos en campos de concentración que evocan a sus familias en la noche de Navidad. La última película de esta primera etapa de su carrera sería Antonio de Padua (1949), original intento de comparar la crueldad de la Segunda Guerra Mundial con los siglos oscuros de la Edad Media, a través de la figura del santo de Padua, pero los productores le obligaron a introducir escenas levemente eróticas, a cargo de la belleza emergente Silvana Pampanini, que desvirtuaron sus intenciones. Es a partir de entonces cuando se produce un vuelco en su carrera y se dedica a manufacturar films de acción, empezando por Il leone di Amalfi (1950), al que seguirían Le meravigliose avventure di Guerrin Meschino (1951) y La reina de Saba (1952), en las que destacaba la opulenta presencia de Leonora Ruffo. Por fin, en 1955, obtiene un éxito resonante con Hombre o demonio (1955), una producción de Dino de Laurentiis y Carlo Ponti, con Anthony Quinn, Sophia Loren y Henri Vidal. Pero la verdadera personalidad de Pietro Francisci se manifestaría dos años más tarde, con Hércules (1957), un título emblemático para el nacimiento y canonización de un género, el peplum, que si en rigor había dado ya muestras de su existencia tanto en Italia como en Estados Unidos, aunque con la vaga e imprecisa denominación de "películas de romanos", fue a partir del Hércules de Francisci cuando adquirió cartas de naturaleza como género autónomo. La película obtuvo una recaudación cercana a los 887 millones de liras, y fue luego superada por otra secuela del propio Francisci, Hércules y la reina de Lidia (1959), que sumó una taquilla de 890 millones. No volvería a alcanzar semejantes éxitos, pese a insistir en la misma línea temática y formal y dejar el terreno a disposición de una legión de imitadores que no consiguieron igualar su talento.  © J.G.D.


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved