Home_Page GiovanniJosé Giovanni

 (Francia, 1923-2004)


Films:









1968 - 45 años
Caza sin cuartel
T.O.: Le Rapace
Director: José Giovanni
Música: François De Roubaix










1970 - 47 años
Último domicilio conocido
T.O.: Dernier domicile connu
Director: José Giovanni
Música: François De Roubaix










1972 - 49 años
Clan de los Marselleses, El
T.O.: La Scoumoune
Director: José Giovanni
Música: François De Roubaix










1975 - 52 años
Alias el gitano
T.O.: Le Gitan
Director: José Giovanni
Música: Claude Bolling




Otros Films:

1967 LA LOI DU SURVIVANT
1971 LA PUERTA CERRADA
1971 OÙ EST PASSÉ TOM?
1973 DOS HOMBRES EN LA CIUDAD
1976 LA ULTIMA ESPERANZA
1979 LES ÉGOUTS DU PARADIS
1981 UN TRAJE NEGRO PARA UN ASESINO
1983 EL RUFIAN
1985 LES LOUPS ENTRE EUX
1988 MON AMI LE TRAÎTRE
2001 MI PADRE


Biografía:
    Escritor, guionista y director de cine francés, nacido en París. Durante su vida escribió 20 novelas, 2 libros de memorias, 33 guiones de cine y dirigió 15 películas. Antes de iniciar esa carrera artística, se había dedicado a la extorsión, a los atracos, a pelearse con su padre, un jugador profesional de póquer, a escapar de milagro a una condena a muerte, la gracia le llegó 72 horas antes de la ejecución, a intentar escapar de la cárcel en diversas oportunidades y, sobre todo, a conocer a fondo el mundo de los bajos fondos. Su primer libro fue convertido en una obra maestra por Jacques Becker, Le Trou (1959), una de las mejores películas de fuga carcelaria jamás filmadas, y otras de sus novelas fueron llevadas a la pantalla por Claude Sautet, Jacques Deray, Jean-Pierre Melville o Robert Enrico. En 1967 él mismo empezó a dirigir sus historias. Escritor de un estilo seco y descarnado, que iba a lo esencial, sensible sobre todo a las historias de amistad masculina y al pudor de la admiración no manifestada, Giovanni tuvo como grandes amigos literarios a Albert Camus y Roger Nimier, que le elogiaron desde un primer momento. Los actores de una edad dorada del cine galo, Bourvil, Ventura, Gabin, Michel Constantin, Yves Montad o Alain Delon, fueron la encarnación de los duros imaginados en sus guiones y novelas. Los filmes que él firmó, están lastrados en su conjunto, por el descuido formal de quien no da importancia al lenguaje que emplea. Para él el cine eran las historias, los diálogos y las gabardinas de sus hombres solitarios. Las cuestiones de ritmo, de transiciones entre secuencias o de pertinencia de encuadre nunca le interesaron. Tenía algo que contar.  © Octavi Martí

Su obra literaria en El Poder de la Palabra


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved