Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Francesca Bonnemaison : : : : :
  Francesca Bonnemaison

   (Catalunya, 1872-1949)
Bonnemaison
  Dirigente feminista, pedagoga y promotora de la educación femenina popular nacida en Barcelona. Luchadora tenaz e infatigable, se convirtió en uno de los mejores exponentes de las inquietudes feministas y las preocupaciones sociales e intelectuales que manifestó, hasta el estallido de la Guerra Civil, el nacionalismo catalán. Nacida en el seno de una familia acomodada perteneciente a la burguesía mercantil catalana, recibió desde niña una esmerada educación. Fue bibliotecaria de la Obra de Buenas Lecturas, que sobresalió en el campo educativo y profesional, y de donde surgió, en 1922, el Instituto de Cultura y Biblioteca Popular para la Mujer. Fue reina de los Juegos Florales (1892) y al año siguiente se casó con Narcís Verdaguer i Callís. Con Francesc Cambó mantuvo una amistad reflejada en un extenso epistolario (1907-47). En 1932 organizó la sección femenina de la Liga Regionalista. Había colaborado en La Voz de Cataluña con el seudónimo de Fran. El estallido de la Guerra Civil la obligó a emprender el camino del exilio rumbo a Suiza, donde se integró en el amplio círculo de refugiados catalanes que habían elegido el país alpino como residencia provisional en tanto las revueltas aguas políticas españolas volvían a su cauce. Tras colaborar estrechamente con Cambó en la asistencia a este núcleo de exiliados, regresó a Barcelona en 1940 para comprobar con inconsolable tristeza que su gran obra social y educativa, el Institut de Cultura, había sido transformado en la ahora llamada Institución de Cultura para la Mujer de la Sección Femenina de FET y de las JONS; y que su querida Biblioteca Popular per a la Dona había sido entregada a la Diputación Provincial de Barcelona, en manos también de los falangistas que habían salido victoriosos de la contienda fratricida. Desolada, renunció a cualquier actividad pública, se encerró en su domicilio barcelonés y se refugió en su intacta fe católica, hasta que la muerte vino a llevársela cuando estaba próxima a cumplir los ochenta años de edad.  © J. R. Fernández de Cano

Textos:


Del temps present (fragmento) –en catalán-
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved