Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Equipo | Nos Felicitan | Donativos E-Mail E-mail   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Sarah Kane : : : : :
  Sarah Kane

   (Gran Bretaña, 1971-1999)
Kane
  Dramaturga británica nacida en Brentwood, Essex. Cuando en 1995 subió a las tablas del Royal Court Theater su primera obra, Condenados, buena parte de la crítica la tituló de "inmundicia". Al año siguiente de acabar sus estudios de Arte Dramático en las universidades de Bristol y Birmingham, esta hija de un periodista de Daily Mirror sacaba a escena en Condenados a un periodista y a su hija para convertirlos en héroes encerrados en un cuarto de hotel: la escalada de violencia llega, como en un campo de batalla, a la violación, la escatología, la castración y el canibalismo. Desde Salvados, de Edward Bond, no se había producido tan gran escándalo en los escenarios británicos. Le había bastado ese título para convertirse en heredera de los jóvenes airados de los 50 y en continuadora de la furia seca de un Joe Orton, a los que se mezclaban influencias de Sófocles o Shakespeare. Los periódicos volvieron a utilizar el término de "escándalo" con su segunda obra, El amor de Fedra (1996), donde un Hipólito tranquilamente desesperado utiliza el sexo, incluida Fedra, como alimento enlatado sin apartar los ojos del televisor. Purificados (1997), "una de las experiencias más repelentes de mi vida teatral" para algún crítico, era otro banquete de crueldades y violencia, pero Sarah Kane empezaba a rebajar el tono brutal de sus dos primeros títulos, que en Ansia (1998) se convertía en canto desolado y dulce: la trama ocurre en un campo de concentración donde resuenan los versos del T.S. Eliot de The waste land. Inquieta por el escándalo que acompañaba a su nombre, utilizó el seudónimo de Marie Kelvedon para esta última pieza. "Escribo la verdad, y eso me mata", había dicho. Desde Cleansed había ido hundiéndose en intensas depresiones y buscando en hospitales remedio para el fatal desinterés por la vida que la habitó. Sarah Kane que se suicidó al cumplir los 28 años, ahorcándose en una habitación del King"s College Hospital londinense en 1999, dejó cuatro piezas en las que la Europa teatral entera se puso a trabajar a partir de 1996; sobre todo en Alemania, donde directores como Peter Zadek o Rüdiger Burbach vieron en la violencia casi apocalíptica de Sarah Kane, una metáfora de la crueldad de las relaciones entre las personas y el sistema en este fin de siglo.  © Mauro Armiño

Textos:


Ansia (fragmento)
copyright © 1998-2018, epdlp All rights reserved