Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : San Gregorio Magno : : : : :
  San Gregorio Magno

   (Italia, 0540 dC-0604)
Gregorio
  San Gregorio I, papa (590-604), último de los cuatro Doctores de la Iglesia originales. Fue conocido como Gregorio Magno. Nacido en Roma, en el seno de una familia patricia, Gregorio fue hijo de un senador y bisnieto del papa Félix III (pontificado 438-492). Con estos importantes vínculos, destacó de inmediato en la administración y en el año 570 fue nombrado prefecto de Roma. Decidió muy pronto convertirse en monje, y hacia el año 575 transformó su propiedad familiar en un monasterio dedicado a san Andrés. En el 579 Gregorio fue enviado por el papa Pelagio II (pontificado 579-590) como nuncio ante el emperador en Constantinopla, donde intentó conseguir ayuda militar contra los lombardos, que habían invadido Italia y se habían instalado, creando gran peligro, en las proximidades de Roma. A su regreso a la ciudad fue elegido Papa en el año 590. A pesar de sus esfuerzos no consiguió ayuda de Constantinopla contra los lombardos, y tuvo que negociar con ellos. En el año 594 evitó la invasión lombarda de Roma después de acordar el pago de un tributo anual. Como papa, Gregorio consolidó el prestigio del pontificado y confirió al cargo un carácter en cierto modo diferente. Como los lombardos habían provocado el colapso casi completo de la administración civil en la ciudad, Gregorio tuvo que estar incluso más atento que sus predecesores en atender a los pobres y proteger a la población cercana a la ciudad. Su eficaz administración de las grandes propiedades de la Iglesia en Roma proporcionó alimento y dinero para este fin. Con Gregorio el pontificado asumió el liderazgo político en Italia y reunió sus territorios repartidos por todo el país en uno sólo que más tarde se convertiría en los Estados Pontificios. Gregorio defendió la tradicional aspiración de Roma de primacía eclesiástica sobre el patriarca de Constantinopla, así como sobre los demás obispos de la Iglesia. Se tomó también un gran interés por la liturgia, e introdujo una serie de reformas. Se le atribuye la incorporación del canto gregoriano a la celebración de los oficios divinos. En el año 597 Gregorio envió a Inglaterra al prior de su propio monasterio, Agustín de Canterbury, junto con 40 monjes. El gran éxito de esta misión despertó un sólido sentido de lealtad al pontificado entre los ingleses primitivos, y los misioneros ingleses favorecieron esta lealtad entre casi todos los pueblos del norte de Europa. Los 14 libros de las cartas de Gregorio proporcionan una excelente fuente para conocer al hombre de su época. Además de las cartas y de una serie de homilías, Gregorio escribió varias obras que fueron muy influyentes en la edad media. Casi todas tienen una orientación práctica y moral. El Moralia es un comentario sobre Job, lleno de materias doctrinales y disciplinarias. El Liber pastoralis curae describe al obispo ideal y pretendía ser un manual sobre la práctica y naturaleza de la predicación. La obra de Gregorio que posee un especial atractivo es Diálogo, una colección de leyendas sobre santos de su época. Única fuente de información sobre san Benito, fue en parte responsable de la popularidad del monacato benedictino en la edad media, y su hincapié en los milagros fija los modelos de la concepción medieval de la santidad. La verdadera grandeza de Gregorio reside en su dilatada actividad pastoral. Su espíritu práctico, generosidad y compasión le proporcionaron el afecto de sus contemporáneos. Murió en Roma el 12 marzo del año 604. Se cree que fue canonizado a petición popular tras su muerte. Su festividad se conmemora el 12 de marzo, día de su fallecimiento.  © M.E.

Textos:


Cristo, el buen pastor (fragmento)
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved