Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Luis Buñuel : : : : :
  Luis Buñuel

   (España, 1900-1983)
Buñuel
  Director de cine y escritor español, una de las figuras más geniales que ha dado la historia del cine, es autor de una serie de películas muy personales en las que se hace patente la influencia del movimiento surrealista y de la tradición del más crudo realismo español. Nació en Calanda (Teruel) el 22 de febrero de 1900, hijo de un indiano enriquecido en Cuba. Estudió en el colegio de los jesuitas de Zaragoza, y a los 17 años se trasladó a Madrid a la Residencia de Estudiantes, institución krausista donde conoció al poeta Federico García Lorca, al pintor Salvador Dalí y a Rafael Alberti, entre otros futuros destacados intelectuales de su generación. Atraído por la poesía de vanguardia (creacionismo y ultraísmo), interés que nunca abandonaría y sería una constante en su modo de entender el cine, publicó poemas y preparó textos en prosa antes de convertirse en cineasta tras ver Las tres luces (1921), de Fritz Lang. En 1925 se trasladó a la capital francesa. Durante esa época colaboró como crítico en publicaciones de Madrid y París, dando a conocer sus concepciones cinematográficas que más adelante eludiría comentar. Adscrito al surrealismo, llamó a Dalí para escribir el guión de Un perro andaluz, película realizada en abril de 1929 con dinero de su madre, que tuvo un gran éxito entre la intelectualidad parisina y recibió los elogios de Eisenstein. Como consecuencia de esto, consiguió que un aristócrata financiara su siguiente producción, La edad de oro (1930), película considerada otra obra maestra del cine de vanguardia, que con su anticlericalismo provocaría un gran escándalo. Reclamado por la productora estadounidense Metro Goldwyn Mayer, no se adaptó al sistema de Hollywood y regresó a Europa. Por entonces realizó el desgarrado documental Las Hurdes, tierra sin pan (1932), prohibido por el gobierno español.

Realizó trabajos de supervisión de doblaje para los estudios Paramount y Warner, y participó como productor ejecutivo en el proyecto de los estudios Filmófono, un intento de crear una industria cinematográfica española comercial y de calidad, que terminó con el estallido de la Guerra Civil española. Hasta 1947 Buñuel trabajó en Estados Unidos en aspectos periféricos de la industria, y a partir de esa fecha se estableció en México, donde alternó sus llamadas “películas alimenticias” con las realmente personales. Entre estas últimas destacan Los olvidados (1950), Él (1952), Abismos de pasión (1953), La vida criminal de Archibaldo de la Cruz (Ensayo de un crimen) (1955) y Nazarín (1958), ganadora de la Palma de Oro del Festival de Cannes. Gracias al prestigio que le proporcionó esta película, junto con Los olvidados, obtuvo el reconocimiento internacional que le permitiría continuar su producción personal. En 1961 rodó en España Viridiana que, a pesar de ser secuestrada por el gobierno de Francisco Franco, ganó otra Palma de Oro en el Festival de Cannes. A continuación dirigió El ángel exterminador (1962), Diario de una camarera (1964), Simón del desierto (1965, León de Plata en el Festival Internacional de Cine de Venecia), Bella de día (Belle de jour, 1966), La vía láctea (1969), Tristana (1970) y El discreto encanto de la burguesía (1972, Oscar a la mejor película extranjera). Tras rodar esta última película, Buñuel decidió retirarse, aunque posteriormente aceptó realizar El fantasma de la libertad (1974) y Ese oscuro objeto del deseo (1977). A pesar del éxito de su producción en Francia (que abarca casi toda su obra desde 1963), las raíces de su humor absurdo y brutal, del minucioso, casi morboso, análisis de la moral y la represión burguesas, de su obsesión por la religión, el erotismo, la muerte y las miserias humanas, hay que buscarlas en el mejor realismo español (Quevedo, la novela picaresca, Goya, Valle-Inclán, entre otros) que en él se combinará con una constante óptica surrealista. Ambas influencias, mediadas por sus sorprendentes dotes de observador de los seres humanos, desde una perspectiva casi entomológica, a veces despiadada, pero siempre inteligente, dan a su cine un aire personal que impregna incluso sus realizaciones menores; a forjar su personalidad contribuyeron sin duda de forma decisiva sus experiencias de infancia y juventud en España y de madurez en México. En 1982 se publicaron sus memorias, Mi último suspiro. También fue autor de una obra literaria importante como poeta, cuentista y crítico cinematográfico; esenciales muchos de sus poemas surrealistas. Luis Buñuel murió el 30 de julio de 1983 en México, país al que amó profundamente.  © M.E.

Textos:


El arco iris y la cataplasma
El cine, instrumento de poesía (fragmento)
Me gustaría para mí
Mi último suspiro (fragmento)
No me parece ni bien ni mal
Polisoir milagroso
Por qué no uso reloj (fragmento)

Web Recomendada:


Su obra cinematográfica en El Poder de la Palabra
copyright © 1998-2015, epdlp All rights reserved