Home_PageFriesekeFrederick Carl Frieseke

 (EEUU, 1874-1939)


Obras:








1909 - 35 años
Mujer desnuda sentada en su vestidor
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 162 x 131 cm.
Museo: Smithsonian American Art Museum. Washington










1911 - 37 años
Mujeres en el jardín en junio
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 81 x 65 cm.
Museo: Terra Foundation for American Art. Chicago










1914 - 40 años
Mujer joven cosiendo
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas:
Museo: Colección particular










1915 - 41 años
Muchacha de azul arreglando las flores
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 81 x 81.5 cm.
Museo: Museum of Fine Arts. Houston



Biografía:
    Pintor estadounidense nacido en Owosso, Michigan. Comenzó sus estudios en el Instituto de Arte de Chicago en 1893, antes de emprender el camino hacia el este, a la Liga de Estudiantes de Arte de la ciudad de Nueva York, para trasladarse más tarde a la capital mundial del arte de la época, París. En esta ciudad estudió en la Academia Julian y, junto a James Abbott McNeill Whistler, durante un breve período de tiempo en la Academia Carmen. Sus primeros trabajos muestran a mujeres solitarias, siempre pintadas en interiores y con tonalidades suaves, donde se atisba claramente la influencia de Whistler. No obstante, un retrato de él y su esposa, pintado en 1906 en la Colonia de Arte Giverny, a la sazón residencia de Claude Monet, deja ya entrever una estética original que causaría un fuerte impacto en artistas no sólo coetáneos, sino también de generaciones posteriores. Poco después el matrimonio Frieseke alquilaría una casa con grandes muros que había sido residencia de Theodore Robinson, uno de los fundadores de la colonia Giverny; poseían un suntuoso y colorista jardín, el cual sirvió de inspiración a Frieseke para realizar muchos de sus pinturas. El artista tuvo también un segundo estudio en el río Epter, alejado de la ciudad, donde pintó alguna de sus variaciones de desnudos pintados en exteriores. Los Frieseke permanecieron en Giverny durante cuarenta años, hasta 1920, y Frederick sería probablemente uno de los artistas que más tiempo conviviera con Monet; no obstante, nunca ocultó su profunda admiración por la obra de Renoir y sus sensuales figuras, por lo que se acercó más a la estética del pintor de Limoges. En su pintura resalta la quietud, tranquilidad y armonía de la vida doméstica, a pesar de la aparente sofisticación de sus modelos, en cierto modo un reflejo de la vida de Giverny en las dos primeras décadas de este siglo, lo que contrasta con el retrato de la vida campesina de la época, tan propio de las pinturas de las últimas décadas del siglo XIX en pintores como Robinson y sus coetáneos. Su influencia ha sido decisiva para toda una generación de pintores americanos.  © M.C.N.


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved