Home_PageModiglianiAmadeo Modigliani

 (Italia, 1884-1920)











1907 - 23 años
Maude Abrantes
Óleo sobre lienzo.
Reuben and Edith Hecht Museum. Haifa
81 x 54 cm.










1912 - 28 años
Cabeza
Piedra calcárea.
Colección particular
65 cm.










1916 - 32 años
Chaim Soutine
Óleo sobre lienzo.
National Gallery of Art. Washington
92 x 60 cm.










1916 - 32 años
Desnudo femenino sentado
Óleo sobre lienzo.
Courtauld Institute Galleries. Londres
92.4 x 59.8 cm.










1917 - 33 años
Jeanne Hébuterne
Lápiz sobre papel.
Colección particular











1917 - 33 años
Elena Pavlowski
Óleo sobre lienzo.
Colección Phillips. Washington
64,8 x 48,9 cm.










1918 - 34 años
Hombre con pipa
Óleo sobre lienzo.
Colección particular
92 x 60 cm.










1918 - 34 años
Joven muchacha
Óleo sobre lienzo.
Museo Picasso. París
92 x 60 cm.










1918 - 34 años
Muchacho campesino
Óleo sobre lienzo.
Tate Gallery. Londres
100 x 64.5 cm.










1919 - 35 años
Autorretrato
Óleo sobre lienzo.
Museu de Arte Contemporanea da Universidade. Sao Paulo
100 x 64,5 cm.










1919 - 35 años
Mujer sentada con un niño
Óleo sobre lienzo.
Musée d'Art Moderne. Villeneuve d'Ascq
130 x 81 cm.










1919 - 35 años
Reclining Nude
Óleo sobre lienzo.
MoMA. Nueva York
72.4 x 116.5 cm.



Biografía:
    Pintor y escultor italiano, destacó por la elegancia y simplicidad de sus retratos y desnudos femeninos. Nació en Livorno, creció en el barrio judío y tuvo tuberculosis siendo aún un niño. Estudió arte en Florencia y en 1906 se trasladó a París, donde entabló contacto con Pablo Picasso, Jean Cocteau y otros vanguardistas de la época. En París Modigliani llevó una vida frívola, temeraria, que poco a poco le fue mermando la salud. Su talento como artista, sin embargo, nunca fue puesto en duda por sus compañeros. Recibió la influencia del fauvismo y poco después también la de su amigo el escultor rumano Constantin Brancusi. Las primeras obras de Modigliani son esculturas inspiradas en las máscaras africanas, aunque realizó también algún que otro cuadro. Las pinturas de Modigliani, suaves y delicadas, se caracterizan por su simplificación, sus líneas sinuosas, las formas planas y las proporciones alargadas. La mayor parte de su obra la integran retratos y estudios de la figura humana, caracterizados por los rostros ovalados que tan popular le hicieron. Los retratos, aunque de gran simplicidad en los contornos, revelan un considerable discernimiento psicológico y un curioso sentido del patetismo. Alcanzó, en su mejor obra, una mezcla del dinamismo de la escultura africana y la gracia y refinamiento del estilo renacentista de Botticelli.  © M.E.


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2018, epdlp All rights reserved