Home_PageTiepoloGiovanni Battista Tiepolo

 (Italia, 1696-1770)


Obras:








1722 - 26 años
El martirio de San Bartolomé
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 167 x 139 cm.
Museo: San Stae. Venecia










1726 - 30 años
Raquel escondiendo los ídolos domésticos
Material: Fresco.
Medidas:
Museo: Palazzo Patriarcale. Udine










1732 - 36 años
Agar e Ismael en el desierto
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 140 × 120 cm.
Museo: Scuola di San Rocco. Venecia










1744 - 48 años
El banquete de Cleopatra
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 249 x 346 cm.
Museo: National Gallery of Victoria. Melbourne










1745 - 49 años
Mecenas presentando las Artes Liberales al Emperador Augusto
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 69,5 x 89 cm.
Museo: Hermitage. San Petersburgo










1750 - 54 años
St James el Grande Conquistando a los Moros
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 317 x 163 cm.
Museo: Museum of Fine Arts. Budapest










1756 - 60 años
El martirio de Santa Águeda
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 184 x 131 cm.
Museo: Gemäldegalerie. Berlin










1758 - 62 años
Joven con loro
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 72 × 53.5 cm.
Museo: Ashmolean Museum. Oxford










1760 - 64 años
Rinaldo y Armida espiados por Carlo y Ubaldo en el Jardín Mágico de Armida
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 39 x 62 cm.
Museo: Gemäldegalerie. Berlín










1760 - 64 años
Mujer con un Mandolin
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 92.1 x 74.9 cm.
Museo: The Detroit Institute of Arts










1767 - 71 años
Estigmatización de san Francisco de Asís
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 278 × 153 cm.
Museo: Museo del Prado. Madrid










1768 - 72 años
Inmaculada Concepción
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 281 × 155 cm.
Museo: Museo del Prado



Biografía:
    Pintor italiano considerado como el principal maestro de la escuela veneciana y el mejor muralista del estilo rococó. Hijo de un comerciante, Tiepolo nació en Venecia el 5 de marzo de 1696. Estudió con diversos pintores venecianos, pero la mayor influencia la recibió de su compatriota y colega Paolo Veronés. En 1717 pasa como aprendiz por el taller de varios pintores de su ciudad natal. Fue apoyado por el dux de Venecia y por algunas familias nobles del Véneto y diversas ciudades del norte de Italia. El arte de Tiepolo se centró principalmente en la creación de grandes frescos y pinturas al óleo sobre techos y paredes diseñados en armonía y consonancia con el ornato y decoración de la arquitectura rococó imperante en aquel momento. En ellos representará convincentes escenas cotidianas así como visionarios y místicos temas bíblicos y mitológicos, el resto son inevitables. La composición es dramática, la línea fluida y elegante, el color luminoso y delicado y el tratamiento de la luz sumamente atmosférico. La luminosidad y plasticidad de su estilo, junto con el agradable colorido de tonos pastel que utiliza en sus obras, siguieron siendo populares incluso después de que los arquitectos comenzaran a levantar edificios en un estilo mucho más austero y severo como fue el neoclasicismo. Tiepolo pintó también tablas al óleo, sobre todo retablos, en las que muestra el mismo gusto por las formas elegantes y el colorido suave y delicado de sus obras murales. Entre sus primeros frescos destacan los techos de la iglesia de las Descalzas de Venecia, con El milagro de la santa casa de Loreto (1743-1744), obra maestra de la pintura religiosa de esta época (destruida durante la I Guerra Mundial). Especialmente notables son las escenas que representan la historia de Antonio y Cleopatra decorando el gran salón del palacio Labbia en Venecia (anteriores a 1750). De esta época es también el óleo con la Apoteosis de Francesco Barbaro (Museo de Arte Metropolitano, Nueva York). Entre 1750 y 1753 Tiepolo residió en Würzburgo (Alemania) bajo el mecenazgo del príncipe arzobispo Carlos Felipe de Greiffenclau, para quien decoró su palacio con las escenas de La boda de Barbarroja, La investidura del obispo Haroldo y El Olimpo y las partes del mundo entre otras. En 1754 regresó a Venecia, y llegó a ser director de la Academia. Entre los frescos de esta época destacan El triunfo de la fe (1754-1755) en la Iglesia de la Piedad de Venecia, las escenas que pintara para la villa Valmarana de Vicenza (1757), y las que hiciera para decorar el Palacio Rezzonico de Venecia (1758). Entre sus pinturas al óleo se encuentran La Crucifixión (Museo de Arte de la Ciudad de San Luis), La Sagrada Familia con san Gaetano (Academia, Venecia), La purísima concepción (1769), San Antonio de Padua con el niño Jesús, ambos en el Museo del Prado, Madrid, y muchos retablos para las iglesias de Venecia. Tiepolo pintó también pequeños bocetos al óleo, innumerables dibujos e imaginativos aguafuertes. Para poder llevar a cabo toda esta ingente labor, contó con la ayuda de sus hijos Giovanni Domenico y Lorenzo. En 1762, por invitación de Carlos III, Tiepolo y sus hijos viajaron a España con el encargo de decorar el Palacio Real de Madrid. En la sala de guardias alabarderos de dicho palacio pintó la Apoteosis de Eneas, en la antecámara la Apoteosis de España y en el techo del salón del trono el magnífico fresco de la Grandeza de la monarquía española (1762-1767). Tiepolo murió el 27 de marzo de 1770 en Madrid.  © M.E.


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved