Home_PageEduardo Cano de la Peña

 (España, 1823-1897)


Obras:








1858 - 35 años
El entierro de don Álvaro de Luna
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 243 x 295 cm.
Museo: Museo del Prado. Madrid










1865 - 42 años
Cervantes y Don Juan de Austria
Material: Óleo sobre lienzo.
Medidas: 267 x 352 cm.
Museo: Museo del Prado. Madrid



Biografía:
    Pintor español nacido en Madrid en 1823 y fallecido en Sevilla en 1897; en esta última ciudad, se formó y realizó la mayor parte de su obra. Tras abandonar los estudios de arquitectura a lo que le obligaba su padre, el arquitecto mayor de la ciudad de Sevilla, don Melchor Cano, profesor de arquitectura en la Academia de Santa Isabel de la ciudad sevillana, comienza a estudiar pintura en el taller de Joaquín Domínguez Bécquer, tío y maestro de Valeriano Bécquer; simultaneó esos estudios con los de música junto a José Navarro. Pronto fue nombrado profesor de Colorido y Composición de la Escuela de Bellas Artes de Sevilla y miembro de la Academia de Santa Isabel. En 1850, viajó a Madrid a prefeccionarse en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde fue alumno de José de Madrazo y de Juan A. de Ribera. En 1853, viajó a París, donde pinta Colón en La Rábida, con el que obtuvo la medalla de primera clase en la Exposición Nacional de 1856, año en el que regresó a su cátedra sevillana. El resto de su vida, lo pasó en Sevilla, donde trabajó en la comisión de monumentos y en el Museo de Bellas Artes, del que fue segundo conservador. De su vida personal se suele destacar el hecho de que se casó tres veces. Fue miembro correspondiente de la Academia de Bellas Artes de San Fernando. En el conjunto de su obra, destacan cuadros de temática histórica y grandes dimensiones como el ya mencionado Colón en La Rábida, que es al que debe más fama, Entierro del Condestable don ¦lvaro de Luna, medalla de primera clase en 1858, o Los Reyes Católicos recibiendo en Alhama a los cautivos libertados en Málaga, que recibió consideración de primera medalla en 1866 por no poderse otorgar tres veces la medalla a un mismo concursante. Colón en La Rábida es uno de esos cuadros de tema histórico convertido en la imagen canónica para ese acontecimiento. Su composición y la serenidad de las figuras (en la que se ha querido ver una falta de carácter español, achacable según algunos críticos a haber sido pintado el cuadro en París y con modelos franceses) alejan esta pintura del abigarramiento habitual en la pintura histórica del Romanticismo. También son interesantes, dentro de su producción, obras de menor tamaño (dentro de la llamada "pintura de género") como Después del duelo, La vuelta de la guerra de África o La novia enterrada viva.  © G.F.S.E.


Windows Media Player | Libreto (Historia y Personajes) | Aumentar | Fotos Interiores
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved