Al suo dilettissimo popolo... (fragmento)Giuseppe Pecci

Al suo dilettissimo popolo... (fragmento)

"Que esto quede muy claro. Nuestra Fe se halla en peligro y nuestra sagrada Religión es objeto de controversia. Una nueva herejía, que supera en maldad a todas las anteriores, se está propalando por doquier y el Sumo Pontífice la ha tildado como “Indiferencia”. La aserción de que el hombre, sea cual fuere la Religión o Secta que profese, puede salvarse a sí mismo deniega cualquier susceptibilidad de Revelación y por ende predispone al ominoso facto de que la Razón humana solape a la Deidad. Y esta monstruosa vileza sectaria fue preconizada diabólicamente al tratar de hacer partícipe del error al mismísimo Sumo Pontífice Pío Nono. ¡Queridos, hijos! No os dejéis embaucar por los “meritorios aplausos del mundo entero”. La pía imagen del Salvador Divino consagrado a promover la Gloria de Su Padre deviene en burda blasfemia del Santo Nombre condenado y acusado.
No, queridos fieles. No creáis las mentiras de estos emisarios del Infierno. De la misma forma que Dios es Uno y Una la verdadera Fe, sólo hay una Iglesia en la que pueda alcanzarse la Salvación. Acerquémonos al verdadero Dios para que todo el mundo halle la salvación, ¿pero cómo? «A través del Conocimiento de la Verdad», que no puede esperarse fuera de las lindes de la Iglesia Católica. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com