Deseo que venga el diablo (fragmento)Mary MacLane

Deseo que venga el diablo (fragmento)

"El azul hondo hondísimo del cielo estival despierta en mí una alegría en parte dolorosa. El verde frescor de un río de raudo fluir me llena el corazón de ansia y desasosiego. El rojo rojísimo del sol de poniente me zarandea todo el cuerpo con pasión. Pero la querida Aurora Gris me da Sosiego.
¡Qué dulce..., dulcísima es la Aurora Gris!
¡Podría morir de puro amor por ella!
La Aurora Gris es incapaz de causar mal. Aunque esas miles de voces hubiesen empezado súbitamente a cantar un canto maligno y voluptuoso de una maldad tal que me fuera inconcebible —pero que sentiría en el acto—, la Aurora Gris habría seguido siendo bella, dulce y hermosa.
Siempre siento gran admiración por Mary MacLane..., si bien a veces en mi admiración experimento un desdén absoluto por ella. Pero en la Aurora Gris quiero a Mary MacLane con ternura y con pasión.
Parezco adoptar una extraña y serena indiferencia hacia todo lo que contiene el mundo salvo por Mary MacLane y la Aurora Gris. Nos identificamos la una con la otra y nos apartamos juntas del resto del mundo, en una indefinición de sombras. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com