El Dinero de donde vino a donde fue (fragmento)John Kenneth Galbraith

El Dinero de donde vino a donde fue (fragmento)

"Hay una última perspectiva, también profundamente arraigada en esta historia. Nada, conviene repetirlo una vez más, dura eternamente. Esto es cierto en la inflación. Es cierto en la recesión. Cada una de ellas incita las actitudes, engendra la acción que trata de ponerle fin... y que en definitiva lo hace. Pero ya hemos visto que la acción requerida, incluida la acción necesaria para evitar la cada vez más probable combinación de la inflación con la recesión, es exigente y compleja. Y cada vez lo es más. Este carácter crecientemente exigente es el principal mensaje de este epílogo. Lo más cierto de esta historia es que aquellos que se consideran como los más enérgicos defensores del sistema, aquellos que se proclaman los más acérrimos partidarios de la libre empresa e incluso del capitalismo, serán los que más temerán las medidas encaminadas a conservar el sistema. Serán los más hostiles a la acción que ha de mejorar la actuación de aquél, fomentar su reputación, aumentar su capacidad de supervivencia. Los que rezan por la muerte del capitalismo no deberían celebrar nunca el espíritu activista y afirmativo del New Deal, de la Segunda Guerra Mundial, del Fair Deal o de la Nueva Frontera. Este espíritu, aunque sea ocasionalmente víctima de su propio entusiasmo, del optimismo o de la necesidad de apaciguar a la oposición, está abierto a los esfuerzos que hacen funcionar el sistema. Cuando ha estado motivado por este espíritu, el sistema ha funcionado en los Estados Unidos a satisfacción, como mínimo, de algo más que la mayoría. Los que ansían la muerte del capitalismo deberían rezar para que éste fuese gobernado por hombres educados en la creencia de que toda acción positiva es enemiga de lo que llaman principios fundamentales de la libre empresa. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com