Cartas de una novicia (fragmento)Guido Piovene

Cartas de una novicia (fragmento)

"Rita, mi protagonista, vive conmigo como en la ensoñación de un paisaje. Es imposible no amarla, y diría que tendieran a acumularse una miscelánea de sentimientos tan queridos como fugitivos que conforman el paisaje de mi vida, la parte continental del Véneto, sus colinas brotan de súbito en medio de la llanura y los prados, bosques, viñedos y ajardinados balcones permanecen como extraviados en derredor. Vayamos hacia las colinas, que en cierta forma se oponen férreamente a la fantasía del recuerdo de Rita, desde el mar septentrional, mientras el alma, convulsa, se agita perpleja y se mantiene informe.
[...]
La semblanza del paisaje denotaba un halo de tristeza, debido quizás al exceso de arte, como si no se tratara de la propia naturaleza sino de un cuadro. Pudieron distinguirse en la distancia, en los confines de las colinas de la llanura, dos castillos rojizos, más allá de un valle clausurado, verde, en el que pastan msansamente blancas reses. (...) Apresúrate al balcón y finge que tu mirada atisba y comprende los jardines del convento ubicado justo en el declive de la llanura, con sus vides de uva, sobre las que se detiene el sol negro de la mañana, cual ocre neblina no demasiado luminosa aún, que no tiende por tanto a ocultar los objetos, sino que enriquece sus matices y les confiere un tono de cierto distanciamiento y melancolía.
[...]
Ahora hemos llegado ya por fin a la parte inferior del valle, rodeados justo por las herméticas colinas y al mismo nivel de la llanura, que nos permite vislumbrar el inicio de la bifurcación entre ambas. Es posible encontrar allí plantas más altas, socorridas por un interminable e indiferente bullicio, el canto de los gallos que se entremezcla con la voz humana y que tiende a difuminarse en medio de inmensos matices pluriformes. Me sentí entonces tan avergonzado de mi propia vida y sentí la imperiosa necesidad de ser perdonada por Giuliano y el ansia de liberarme. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com