Carta a un profesor de antropología (fragmento)George Tyrrell

Carta a un profesor de antropología (fragmento)

"Los representantes oficiales de la Iglesia son gentes dominadas por un espíritu corporativo, que les lleva a acentuar la importancia de su papel y a considerarse la Iglesia, imitando a los políticos y líderes sociales, que se creen el pueblo. Hay una actitud que facilita la aceptación de esa maniobra. La gente no es capaz de oponerse abiertamente, pero, ni siquiera su inercia los deja totalmente en manos de esa pretensión, a la que oponen una resistencia pasiva.
Llamo a desatarse de esa ilusión: este catolicismo de reglas especiales y personales, hechas y exigidas por una minoría pensante, predicante y gobernante, no es más que un elemento de la Iglesia, no toda ella. Frente a esa porción, están las verdades eternas, el impulso de lo divino, la acción del Espíritu, que actúa irresistiblemente en el alma del pueblo de Dios.
La marcha futura del catolicismo está ligada a laicos, activos en la vida de la Iglesia, de modo que puedan, con su colaboración, neutralizar los efectos negativos que produce ahora su ausencia. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com