El hilo azul (fragmento)Anne Tyler

El hilo azul (fragmento)

"De joven, Abby solía temer el día en que empezase a tener lagunas de memoria, porque su abuelo materno había terminado con demencia. Sin embargo, resultaba que su problema concreto no era ese. Tenía más memoria que muchos de sus amigos, todos estaban de acuerdo. Por ejemplo, justo la semana anterior la había llamado por teléfono Carol Dunn, pero cuando Abby contestó, se hizo un silencio. «¿Hola?», insistió Abby, y Carol dijo: «Me he olvidado de a quién llamaba». «Soy Abby», dijo ella, a lo que Carol respondió «¡Ay, hola, Abby! ¿Qué tal? Jolín, me olvidaría hasta de la cabeza si no la llevara puesta… Bueno, es igual, no era a ti a quien quería llamar», y colgó.
O Ree, que no paraba de olvidarse de cómo se llamaban las cosas. «El verano que viene creo que plantaré unas de esas mar…, marga…», le decía, y Abby completaba la palabra: «¿Margaritas?». «Sí, eso». Daba la impresión de que siempre era Abby la que rellenaba los huecos. Debería decírselo al doctor Wiss. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com