Andanzas y episodios del Sr. Doro (fragmento)Gustavo de Maeztu

Andanzas y episodios del Sr. Doro (fragmento)

"Las estrellas destelleaban su luz verdosa en el azul profundo de los cielos; los montes se recortaban al final de la vega como monstruos en reposo. Venía de las montañas una brisa suave que traía el aroma del romero salvaje. Se oía la corriente del río sedante y rítmica que daba al nocturno un eco vago de romance y de amor. Algunas estrellas atravesaban errando los espacios; y en la apacibilidad de los cielos se percibía el temblor esmeralda de Venus y el verde pálido del lejano Sirio.
[...]
Por ley fatal, las épocas pasan y la nuestra con sus chimeneas, con sus automóviles y su gendarmería también se va. Los oídos penetrantes y los ojos de largo mirar de los nigromantes del presente, han divisado en horizonte no lejano a la carroza de la sociedad actual, que camina a estrellarse en el precipicio del olvido. Es verdad, yo también lo he visto; la carroza de nuestra sociedad es la propia que antaño conducía a los comediantes que representaban los autos de la muerte.
[...]
El hombre, que según Lamartine “es un ángel caído de los cielos”, acumula sobre esta quimera (el amor) toda su fantasía y muere a veces esclavo de la misma. El hombre será un ángel, pero las apariencias hacen creer más bien que es un angelote de retablo sonriente y grotesco. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com