Breve historia del Rey Arturo (fragmento)Christopher Hibbert

Breve historia del Rey Arturo (fragmento)

"Antes de su llegada a Britania, Germano había sido gobernador militar del distrito de Armórica en la Galia, con la responsabilidad de proteger la costa del Canal. Pero no había sido enviado a Britania como soldado, sino como sacerdote para combatir una nueva herejía conocida como pelagianismo. Un britano llamado Pelagio había comenzado a predicar que cuando el alma nacía, su condición era neutra y que la voluntad humana era libre de hacer su elección entre el vicio y la virtud. Esta idea negaba el concepto original del pecado y los piadosos obispos de Roma temían que tal enseñanza pudiera minar la autoridad de la Iglesia. Germano, sin embargo, se preocupó tanto de las almas de los británicos como de sus cuerpos.
El obispo reorganizó las milicias locales, persuadió a sus líderes para que lo aceptaran como comandante supremo o dux, y les enseñó a luchar en batallas formales. Cuando los bárbaros volvieron a hacer su aparición, los britanos estaban mejor preparados para el encuentro. En vez de retirarse hacia el interior dominados por el pánico, corriendo como ovejas ante el avance de los sajones, aterrados por los gritos de esa muchedumbre salvaje y los bramidos de sus cuernos de guerra, esta vez se retiraron siguiendo un orden y condujeron a los opresores hacia la trampa que Germano había preparado para ellos. Los sajones marcharon, sin sospechar nada, adentrándose en un estrecho valle y cuando habían avanzado lo suficiente para no poder salir del cuello de botella, Germano rompió su prudente silencio. Poniéndose en pie, gritó «Aleluya» con todas sus fuerzas. Los britanos, que esperaban, escucharon su grito y se lo devolvieron, repitiendo «¡Aleluya! ¡Aleluya!» y se precipitaron hacia sus atrapados enemigos por ambos lados del valle. Los sajones, sorprendidos y alarmados por esta inesperada respuesta a sus gritos de guerra, giraron sobre sus talones y huyeron, dejando caer sus lanzas mientras corrían. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com