El ángel sombrío (fragmento)Mika Waltari

El ángel sombrío (fragmento)

"Antes de que anocheciese, se puso en evidencia a qué precio había hecho el emperador su demostración. Constantino se trasladó con su escolta del palacio de Blaquernae hacia el centro de la muralla, en la linde del emplazamiento de
Giustiniani. El desierto palacio fue ocupado por el bailío veneciano a la cabeza de su guarnición de voluntarios. Al caer la tarde, el estandarte del león de San Marcos ondeaba junto a la bandera imperial. Así pues, todo el sector fortificado de Blaquernae se halla en manos de los venecianos. Si después de todo la ciudad conseguía rechazar a los turcos, la ocupación veneciana del palacio podría adquirir un significado siniestro.
Pero Giustiniani y sus hombres acorazados mantienen el puesto de honor, frente a los jenízaros, junto a la puerta de
San Romano. En este lugar ha agrupado no menos de tres mil de sus mejores soldados.
Pero ¿cuál es el número total de defensores? Sólo el emperador y Giustiniani lo saben. Este último ha dejado entrever que la mitad de la guarnición se halla estacionada ante las puertas de San Romano y Kharisios, de lo cual se desprende que nuestra fuerza total, incluyendo monjes y artesanos, no supera los seis mil hombres. Me resisto a creerlo. Los marineros venecianos suman por sí solos unos dos mil, aunque de éstos hay que descontar aquellos que han sido destinados a vigilar el puerto y las naves. Por tanto, estimo que debemos de ser, por lo menos, diez mil hombres en las murallas, aunque sólo un millar -aparte de los seiscientos de Giustiniani- están equipados por completo.
Pongamos diez mil contra doscientos mil. Y hasta ahora no ha llegado la artillería del sultán, ni ha sido avistada su flota. Por la tarde se oyó, en dirección de Selymbria, un ronco fragor como de trueno, aunque el cielo estaba despejado, y de las azules islas del Mármara se elevó una espesa columna de humo. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com