Artículos y discursos (fragmento)Enrique Varona

Artículos y discursos (fragmento)

"Toda idea nueva supone un gasto mayor de actividad; las ideas más familiares un gasto menor; surgen o se asocian con menor esfuerzo. Apliquemos esto a nuestro caso, y veremos que, si toda impresión queda en estado latente, es más fácil, cuesta menos esfuerzo rememorar esa misma que pasar a una construcción nueva. La primera experiencia forma una cadena de asociaciones, y nos sentimos más inclinados a revivir esas asociaciones, que a destruirlas, para formar otras. Para esto se necesita o una coacción exterior –la del desengaño, la del fracaso– o un mandato de la voluntad aconsejada por la reflexión que se lo anticipa.

Por eso los espíritus poco cultivados son los que asienten más fácilmente a esas anticipaciones. Ahora bien, rememorar la impresión es ponernos mentalmente en el mismo estado en que nos encontrábamos cuando estuvo presente, y sentir la misma tendencia a la acción que completa los actos psíquicos. Luego todo nos está llamando a ese impulso de que habla Bain, y a que he creído poder despojar del calificativo poco filosófico de instintivo.

En la raíz, señores, de nuestra constitución orgánica y mental, en su modo natural de ser, va imbíbita esta anticipación del porvenir, que no es otra cosa que la tendencia a repetir los mismos actos para ponernos en relación con los mismos objetos y que constituye la más importante de nuestras funciones lógicas, la que nos lleva a concluir de lo particular a lo general. Escarmentada por las frecuentes decepciones, amaestrada por los aciertos –todo obra de la experiencia– va aprendiendo que las relaciones primeras pueden sufrir múltiples modificaciones, y acaba al fin por elaborarse una guía segura y siempre fácil de consultar, que puede, por su constante uso, parecer una idea primitiva, siendo una idea tardía: la de que la naturaleza entera –al sujeto como al objeto– ofrece siempre y constantemente series relacionadas de uniformidades. Creencia, ciertamente, y la más bella y la más noble de todas, porque no es hija de una revelación caprichosa, sino el fruto de la continuada labor de la experiencia y la reflexión, antorchas de la humanidad. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com