El cortador de cañas (fragmento)Junichiro Tanizaki

El cortador de cañas (fragmento)

"La galería presentaba más o menos el mismo aspecto un año y otro, con la señora y su reunión de músicos y doncellas en un banquete consagrado a la contemplación de la luna. Lo que yo vi el primer año se me ha juntado con lo que vi en los años siguientes, pero cada año era más o menos como le acabo de contar. Ya veo, dije, arrastrado a aquel mundo de recuerdos. ¿Y qué mansión era aquélla? Su padre tendría alguna razón para ir allí todos los años. ¿Razón?, dijo el hombre tras cierto titubeo. No tengo inconveniente en decirle la razón, pero apenas nos conocemos y temo que sería un abuso seguir reteniéndole. Sentiría no conocer el resto después de lo que he oído; hable sin reparo. Muchas gracias. Ya que es usted tan amable, se lo contaré. Volvió a sacar la calabaza. Hablando de restos, nos queda un poco de sake. Vamos a acabarlo antes de continuar. Me pasó el vasito, y una vez más el sake hizo su agradable gorgoteo al salir de la calabaza. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com