Bassett (fragmento)Stella Gibbons

Bassett (fragmento)

"Como la mayoría de los progresistas felizmente casados, el señor Catton disfrutaba de lo lindo lanzando pullas contra el monstruo del matrimonio desde la seguridad que le proporcionaba su alianza de bodas. Su mujer y él habían pasado por el altar porque era lo más conveniente y obvio y porque los dos ya estaban trabajando en aquella época. Nadie habría querido que un dentista que vivía en pecado le extrajera una muela; y si nadie hubiera querido sacarse una muela, no habrían tenido dinero para formar una familia. Y lo que más deseaban en el mundo era formar una familia.
Pero que su mujer y él se hubieran casado no tenía que servir de ejemplo a sus hijos. Ellos no tenían por qué casarse, y, si lo hacían, debían rodear al monstruo con mucho cuidado y examinarlo fríamente. El matrimonio era inestable, obsoleto, degradante y estaba condenado al fracaso. (Casi) habría preferido que sus hijos compartieran su vida con alguien sin estar casados a que se embarcaran en un matrimonio a ciegas (aquí la señora Catton murmuraba por lo bajini sin que nadie se diera cuenta).
Y todos los jóvenes Catton, excepto Queenie, prometían que rodearían a ese monstruo inestable, degradante y condenado al fracaso antes de casarse. Pero Stan, que a veces tenía extrañas ocurrencias que habrían podido tildarse de ironía en cualquier otro niño menos formalito, tuvo de pronto la firme convicción de que el rechazo de su padre hacia el concepto de matrimonio era directamente proporcional al dolor y a la vergüenza que sentiría si cualquiera de sus hijos lo rechazara en la práctica.
Salvo como tema de discusión inteligente, el matrimonio no interesaba demasiado a los jóvenes Catton, dado que todos sus instintos habían sido debidamente sublimados en el arte de la discusión; y tampoco le interesaba a Queenie, pues era físicamente escrupulosa como la que más y la simple mano áspera y cariñosa de un joven en su cintura al bailar la hacía estremecerse y retroceder espantada. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com