El camarada (fragmento)Takiji Kobayashi

El camarada (fragmento)

"Sí, sólo había uno o dos ejemplos, pero si la célula, a fin de que ese acercamiento natural entre empleados fuera a más (organizativamente), se enteraba de cómo funcionaba y se esforzaba en actuar allí dentro (y no sólo entre esos cuatro o cinco), cabía aprovechar la ocasión del próximo despido de seiscientas personas para movilizar a toda la fábrica.
Y en Industrias Kurata, dedicada a la fabricación de material bélico como máscaras de gas, paracaídas y dirigibles en tiempo de guerra, la importancia de la organización era fundamental. Desde que estallara la guerra, nos habíamos centrado en las industrias de material bélico (especialmente metalúrgico y químico) y en el transporte (de cuerpos del ejército y sus equipos). Y por esa razón Ito, Suyama, Ota, otros camaradas y yo nos introdujimos en Industrias Kurata, pero como no éramos más que trabajadores temporales, antes de medio mes nos habrían echado a la calle. En quince días, debíamos asentar las raíces de la organización y ganarnos a los trabajadores fijos a fin de poder seguir haciendo nuestro trabajo sin dificultades gracias a la relación estrecha que debíamos establecer entre las raíces de la organización y el exterior.
Y por ese motivo, para lograr esa unión, habíamos decidido servirnos de cualquier ocasión, por tonta que pareciera, para poner en contacto a los empleados fijos y a los temporales. Al mismo tiempo, en cuanto a la organización de los temporales, cuando los echaban a la calle, tenían que buscar un nuevo empleo y volvían a entrar en otros lugares de trabajo, así que eran, como si dijéramos, esporas. Así que, aunque pasara mucho tiempo, nunca nos separábamos de los trabajadores temporales. Y nosotros debíamos ganárnoslos antes de que nos echaran. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com