Cuando yunque, yunque. Cuando martillo, martillo (fragmento)Augusto Assía

Cuando yunque, yunque. Cuando martillo, martillo (fragmento)

"Toda esta larga experiencia se ha decantado en la frase universalmente famosa de «Inglaterra pierde todas las batallas, menos la última». ¿Cómo es posible que tantas gentes hubieran olvidado tan repentinamente una experiencia tan continuada y que de la derrota de Francia y la invasión de los Balcanes hubieran sacado la conclusión de que la poderosa e ingeniosa raza británica se hallaba domeñada?
En cierto modo, los propios ingleses son responsables de tan falso y hasta hace solo un año extendido espejismo. Por «pose» en parte y en parte por conveniencia, toda la propaganda británica ha estado encaminada entre la última y la presente guerra a presentar al británico como un pueblo pacifista, prendado de las comodidades, aferrado al confort y anhelante solo de no meterse en líos, de lo cual sus enemigos dedujeron que había caído víctima del materialismo y estaba siendo pasto de la decadencia, que el Imperio se hallaba en disgregación y que bastaría el empujón de un ejército poderoso para darle el golpe de gracia.
Ni pacifista, ni decadente. La raza inglesa es hoy, como ha sido durante los últimos quinientos años, la estirpe más belicista, guerrera y agresiva que existe en el mundo.
Tan agresiva, guerrera y belicista que no necesita hacer alarde de ello, sino que puede ocultarlo y arroparlo bajo una capa de humanitarismo, puede permitirse el lujo de afectar debilidad e indolencia. Solo los flojos necesitan disfrazarse de lobos. Al fuerte le conviene ponerse piel de cordero.
Tras la literatura sentimentalista, el amor a los animales, la multitud de palabras dulzonas que han asaltado su idioma, el corazón del inglés y de la inglesa sigue siendo hoy la misma forja de coraje y decisión que era en la época de Isabel o cuando las guerras napoleónicas. Aunque sabe afectar mejor que nadie la felicidad social y doméstica, en realidad el inglés solo es feliz batallando y haciendo la guerra. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com