El periplo de Hannón (fragmento)Pedro Rodríguez de Campomanes

El periplo de Hannón (fragmento)

"El pentecóntoro se contaba entre las naves longas, o de guerra, que regularmente tenía cubierta. Jasón, si creemos a Plinio, que lo tomó de Filostéfano, fue el primero que navegó en nave longa. De ahí se derivaron las muchas fábulas que lo griegos introdujeron de su navegación, queriendo algunos de ellos atribuirle contra el consentimiento de todas las naciones, la gloria de inventor de la navegación. Pero del origen de ésta, y construcción antigua de naves, así onerarias o de carga, como longas o de guerra, trato con separación en mi Introducción a la historia marítima española, en que bien lejos de creer que en el Mediterráneo se inventase la navegación en alta mar por los griegos, pretendo se derivase de las Indias Orientales a los eritreos, y de estos por mar a los gaditanos, y por el corto trecho del istmo de Suez a los fenicios. Unos y otros fueron colonias de los eritreos, y propagadores de la navegación al mar interior y exterior, o sea Mediterráneo y Océano. 
Así como la primera noticia que en la historia profana hallo de grandes armamentos marítimos, es del que Semiramis hizo en la India, y refiere Herodoto, del propio modo después las noticias pertenecientes al progreso de la marina, bajan a los eritreos habitadores del seno Arábigo, y mar Rojo. Plinio asegura que ellos inventaron la navegación en maderos trabados, o balsas, y que estos leños fueron los primeros principios de la construcción de bajeles. ¿Las antiguas navegaciones de Dionisio, Liber-Pater, o Baco desde la India (que los griegos se atribuyen vanamente) no fueron precisamente desde el oriente por el cabo de Buena Esperanza al estrecho Gaditano? A lo que alude Silio Itálico, hablando de su expedición a Calpe, hoy Punta de Europa en el estrecho de Gibraltar. 
Encuentro ya por los mismos tiempos míticos o confusos de la historia fabulosa, que Vico llama heroicos, a la isla de Cádiz llamada Erythria, tomando esta colonia el nombre de los eritreos: o porque la poblaron, o porque se establecieron en ella los primeros de todos con sus antiguos habitadores indígenas, o del país. Como muchos autores no advirtieron tal origen ponían esta isla hacia el Promontorio Sacro, hoy cabo de San Vicente; otros junto a Lisboa, y alguno la hacía colocar en las Casitérides, o islas de Bayona. Pero todo inútilmente; porque desquiciadas las noticias de la verdad, no es fácil concordarlas sin encontrar aquella, que no es dificultoso muchas veces hallar al que lee antes que escribe, en cosas de nuestras antigüedades, y confronta todo lo que ha leído con el indispensable auxilio de las lenguas orientales. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com