Diccionario de filosofía (fragmento)Walter Brugger

Diccionario de filosofía (fragmento)

"El materialismo dialéctico sirve para justificar teoréticamente la concepción materialista de la historia: el materialismo histórico. También la vida social, como todo ser, entraña necesariamente contradicciones. Las «fuerzas productivas» (los instrumentos y la destreza de los productores), constantemente perfeccionadas, entran en conflicto con las «condiciones de producción» (la forma de la propiedad), trayendo así un trastorno de la «superestructura ideológica» (polí­tica, filosofía, derecho, arte, religión) que por su parte repercute nuevamente en la «base económica» (Ideología). El conflicto progresa primero cuantitativamente (luchas de clases entre los poseedores de los medios de producción y los asalariados) hasta que al alcanzar su punto máximo natural produce, mediante el salto dialéctico (revolución), un orden social nuevo, opuesto al precedente. Se supone que de esta manera una primitiva sociedad comunista se convirtió en el régimen social de la esclavitud antigua; ésta, en feudalismo, capitalismo y (provisionalmente y sólo en la URSS) «socialismo». En el socialismo cesa la lucha de clases, porque la forma social de la producción moderna coincide con la forma social de la propiedad y, por consiguiente, no existen ya clases antagónicas. Aquí la dialéctica esencial a todo ser se manifiesta únicamente en la «crítica y la autocrítica». Desde esta fase, la humanidad pasará a un estado final paradisíaco; el comunismo propiamente tal.
El núcleo del materialismo dialéctico lo constituye la absolutización de una «materia» que se mueve en el espacio y el tiempo, es decir, en última instancia, un devenir sin causa. Tal concepción es insostenible. El espíritu, caracterizado por la independencia que, conforme a su ser, posee respecto a la materia, no puede proceder de ésta por ninguna «evolución», por dialéctica que sea. Además, la ontología del materialismo dialéctico puede fundamentar a lo sumo un realismo; pero no un monismo. Tampoco la definición de materia dada por Lenin es lógicamente compatible con el monismo, pues deja subsistir la materia independientemente de la conciencia y fuera de ella, permitiendo, por tanto, una dualidad. Por otra parte, una realidad contradictoria en sí misma es un absurdo. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com