El exorcista (fragmento)William Peter Blatty

El exorcista (fragmento)

"—¿Dices que “no eres” el diablo?
—Soy sólo un pobre demonio que lucha. Un diablo. No el diablo. Una diferencia sutil; pero no he perdido enteramente mi influencia sobre nuestro padre que está en el infierno. A propósito, cuando lo veas no le digas que me he ido de la lengua.
—¿Cuando lo vea? ¿Acaso está aquí? -preguntó el sacerdote.
—¿En esta puerca? De ninguna manera. Somos sólo una pobre familia de almas en pena, amigo mío. No nos culpes por estar aquí. Pero es que no tenemos adónde ir. No tenemos hogar.
—¿Y cuánto tiempo pensáis quedaros?
La cabeza pegó un salto en la almohada, contraída con furia mientras rugía:
—¡Hasta que la cerda se “muera”! -Inmediatamente, Regan volvió a adoptar su sonrisa tonta en una boca amplia-. A propósito, hace un día magnífico para un exorcismo, ¿no te parece, Karras?
“¡El libro! ¡Tiene que haberlo leído en el libro!”
Lo taladró una mirada de expresión sardónica.
—Comiénzalo pronto. En seguida. Incongruente. Allí había algo extraño.
—¿Te gustaría?
—Muchísimo.
—¿Pero no te echaría eso fuera de Regan?
El demonio apoyó la cabeza, riendo como maníaco; luego se interrumpió en seco.
—Nos uniría. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com