Psicoanálisis sexual y social (fragmento)Elías Castelnuovo

Psicoanálisis sexual y social (fragmento)

"Y ocurre esto otro más: que el antagonismo material que reina entre las clases sociales, crea un antagonismo moral, intelectual, político y científico. La contradicción del capitalismo, con todo, no reside en su forma de pensar y cambiar el pensamiento, sino en su forma de producir mercancías y cambiar lo producido. No reside en su manera de filosofar. Reside en su manera de apropiarse del trabajo de los demás. Y esta contradicción material es la causante de la contradicción intelectual a la que se viene haciendo referencia. Porque el bien y el mal, ahora, no sólo no son idénticos para una y otra clase, sino que alteran radicalmente su sentido, según sea la clase que los ponga en práctica. No son idénticas la belleza y la fealdad, la moral ni la inmoralidad. Para los opresores, en efecto, todo lo bueno dimana de la opresión, en tanto que para los oprimidos dimana todo lo malo.
Si se considera que cuanto realiza el hombre cae dentro de una sociedad dividida en dos fracciones que se excluyen de manera recíproca, se puede entender claramente que lo que es bueno y bello para los de arriba, sea malo y feo para los de abajo. Pese a que la escisión entre unos y otros no es completa y existen necesariamente puntos de contacto o circunstancias que favorecen o dañan por igual a todos —como la vida y la muerte, la salud y la enfermedad, el drama, la tragedia—, esto, en cierta medida, carece de interés polémico, en virtud de que su estimación no reviste jamás la menor discrepancia. A la hora de morir, todos se sienten iguales, porque saben todos que la desigualdad no es aplicable a los cadáveres. El desacuerdo no estriba nunca en lo que une al hombre con el hombre, sino en lo que separa al hombre del hombre profundamente. La atracción o la repulsión devienen así una atracción y una repulsión de clase, y la verdad o la mentira, una mentira y una verdad parcial de la misma índole. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com