Opio en las nubes (fragmento)Rafael Chaparro Madiedo

Opio en las nubes (fragmento)

"A las doce de la noche casi todo el mundo estaba en casa de Alain. Régine como siempre, estaba cerca de la ventana observando las luces de la ciudad y hablaba de que se sentía más sola que nunca, que los días la fusilaban cada mañana allá en medio de sus sábanas blancas, tibias y desoladas, ausentes de babas y de brazos y que lo que más deseaba era despertar en medio de algunos brazos, en medio de un mar de nicotina amarilla porque ella decía que así olía su corazón. Entre tanto Marciana fumaba cerca de la tarta blanca y hablaba de sus cosas, del balón de colores que le había comprado al hijo del vecino que también estaba de cumpleaños y al que cuando le quedaban ratos libres le enseñaba a cantar canciones de moda.
De pronto un ding dong sonoro y prolongado interrumpió la cascada de risas y humo y en la puerta apareció Kim y el apartamento de Alain se inundó con su perfume agresivo. Kim siempre olía a cama, a sudor, a medias negras, a colilla de cigarrillo, siempre saludaba con mucha emoción a cada persona. Se agarraba de las personas como si fueran barcos que atravesaban el mar confuso de sus días. Su rostro siempre estaba mojado, húmedo, tal vez de tanto llorar, de tanto amor, descalabro, angustia, café. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com