La jungla de asfalto (fragmento)W.R. Burnett

La jungla de asfalto (fragmento)

"A Lou Farbstein, hombre de edad madura al que desde hacía veinte años seguían llamando “el brillante chico del periódico World”, le era indiferente la nueva autoridad de la ciudad, el recién nombrado comisario de policía Theo J. Hardy. El reportero consideraba que el flamante comisario era un ser extraordinario, y escribía con frecuencia artículos en los que hablaba de él con imparcialidad loable. Sus juicios agudos y certeros solían ejercer una gran influencia en las opiniones de sus compañeros de prensa. (…) En teoría, los planes pueden ser perfectos; pero los planes, tanto para el robo, como el hecho a la casa Pelletier, como para una campaña militar o un negocio de gran envergadura (el crimen profesional no es otra cosa que una zurda intensificación de las formas normales del esfuerzo), han de ser ejecutados. Y han de ser ejecutados, no por máquinas bien engrasadas y sin alma, sino por hombres, por los hombres mejores y más hábiles de entre los que sufren las impronosticables aberraciones de su yo y de las emociones. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com