Un mapa para el próximo mundoJoy Harjo

Un mapa para el próximo mundo

"En los últimos días del cuarto mundo yo deseaba crear un mapa para aquellos que
ascenderían a través del agujero en el firmamento.
Mis únicas herramientas fueron los deseos de los humanos mientras emergían de los campos
de la muerte, de los dormitorios, de las cocinas.
Pues el alma es una vagabunda con muchas manos y pies.
El mapa debe ser de arena y no puede ser leído bajo una luz común. Debe trasladar el fuego
a la próxima tribu, para la renovación del espíritu.
En la leyenda se encuentran las instrucciones acerca del lenguaje de la tierra, cómo nos
olvidamos de reconocer el don, como si no estuviéramos en él o no lo encarnáramos.
Toma nota de la proliferación de supermercados y paseos de compras, altares del dinero.
Ellos describen con exactitud cómo nos alejamos de la gracia.
Lleva el registro de tus errores y olvidos, la niebla roba nuestros niños mientras dormimos.
Flores de ira brotan, rozan la depresión. Allí de la furia nuclear nacen monstruos.
Árboles de ceniza le brindan su despedida a la despedida y el mapa aparece para desaparecer.
Ya no sabemos el nombre de los pájaros que están aquí, tampoco cómo dirigirnos a ellos
por sus nombres personales.
Hubo una vez en que lo sabíamos todo en esta exuberante promesa.
Lo que te estoy diciendo es real y está escrito en una advertencia en el mapa. Los olvidos nos acechan, caminan por la tierra detrás de nosotros, dejando un rastro de pañales desechables, agujas y sangre desperdiciada.
Pequeño, tendremos que conformarnos con un mapa imperfecto.
El lugar de entrada es el mar de la sangre de tu madre, la pequeña muerte de tu padre mientras anhela reconocerse en otro.
No hay salida.
El mapa puede ser interpretado a través de las paredes del intestino –una espiral en el camino de la sabiduría.
Viajarás a través de la membrana de la muerte, percibirás el aroma de la comida que viene del campamento de nuestros parientes, es un festín de carne fresca de ciervo y sopa de maíz en la Vía Láctea.
Ellos nunca nos abandonaron, nosotros los abandonamos por la ciencia.
Y cuando respires nuevamente mientras entramos en el quinto mundo no habrá instrucciones ni una guía con palabras que puedas llevar contigo.
Tendrás que navegar guiándote por la voz de tu madre, renovar la canción que ella entona.
Los planetas despiden el brillo trémulo de un coraje fresco.
Que ilumina el mapa impreso con la sangre de la historia, un mapa que tendrás que conocer a través de tus propias intenciones, por medio del lenguaje de los soles.
Cuando emerjas observa los rastros de aquellos que mataron a los monstruos, el sitio donde ellos entraron en las ciudades de luz artificial y mataron aquello que nos estaba matando.
Verás rojos acantilados. Son mi corazón, contienen la escalera.
Un ciervo blanco vendrá a recibirte cuando el último de los humanos ascienda desde la destrucción.
Recuerda el pozo de la vergüenza señalando ese momento en el que abandonamos nuestro espacio tribal.
Nunca fuimos perfectos.
No obstante, juntos realizamos el viaje sobre esta tierra, la que una vez fue una estrella y cometió los mismos errores que los humanos.
Podríamos equivocarnos nuevamente, dijo ella.
Para hallar el camino es crucial comprender esto: no existe ni principio ni final.
Tú tendrás que trazar tu propio mapa. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com