Historia de la guerra europea de 1914 (fragmento)Vicente Blasco Ibáñez

Historia de la guerra europea de 1914 (fragmento)

"Alrededor de la fortaleza los fuertes expelían llamas y columnas de humo, que daban la impresión de que Przemysl estaba rodeado de un cordón de cráteres. Del sector Sur y del Oeste llegaba el estrépito de las incesantes explosiones, percibiéndose enormes penachos de humo que se elevaban hacia el cielo. Era que los oficiales austriacos destruían sus últimos depósitos de municiones.
La ciudad de Przemysl permaneció intacta. Únicamente sufrieron los arrabales por las operaciones de bloqueo. Una numerosa población civil, compuesta principalmente de israelitas, permaneció en Przemysl.
Cuatro días antes los rusos habían obtenido su primera victoria de la campaña de primavera en Prusia oriental, apoderándose de Memel. El corresponsal del Daily News en San Petersburgo relataba esta batalla del siguiente modo:
Hacía una semana que los rusos perseguían y rechazaban hasta más allá de la frontera á una columna alemana, que se dispersó al llegar á orillas del Báltico. En Memel esperaban atrincherados al invasor 8.000 soldados de infantería que formaban la guarnición. Los rusos les rechazaron y les persiguieron por las calles. Pero el mando alemán había distribuido fusiles á la población civil, y los primeros destacamentos rusos fueron recibidos con un nutrido fuego de fusilería hecho por una muchedumbre confusa de soldados y vecinos que se habían refugiado en las casas y detrás de las barriadas. Los rusos tuvieron que retirarse incidentalmente con algunas pérdidas, pero su artillería, interviniendo á corta distancia, no tardó en hacer enmudecer el fuego que hacían desde la ciudad. Poco después el grueso de las fuerzas rusas se apoderó de Memel, donde no se opuso resistencia. Inmediatamente fue reunida la población civil y enviada, bordeando el mar, á Koenigsberg, mientras los supervivientes militares eran hechos prisioneros.
La rendición de Przemysl determinó que se robusteciese notablemente la ofensiva del ejército ruso. Desde que la gran fortaleza galiziana había sido obligada á abrir sus puertas á los sitiadores, las operaciones en los montes Cárpatos se desarrollaron con mayor energía aún. Desde entonces se intensificó tanto la presión de los rusos contra la frontera húngara, que en gran parte de la línea atacada parecía imposible la resistencia. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com