Solidão, de Outono Havias de VirIrene Lisboa

Solidão, de Outono Havias de Vir

" Cae la lluvia, llora.
llora, llora.
¡Soledad, soledad!

Ya no canta el pájaro.
Se calló la voz, la alegre, la rara.
La que se oía solitaria.
Cae la lluvia.

No soy monja y estoy en un convento.
La paz, el silencio, la lluvia, los claustros...
¡Ser monja!

El secuestro, cantar, rezar.
Cae la lluvia, ruda y sin dolor.
Tú no lloras.
Soy yo quien llora.

¿Qué es del pájaro, cómo cantaba?
Volvió, volvió. Pia!
Bendito pájaro, ¿Dónde estás?
Me acompaña, ya no llueve.
Soledad, melancolía. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com