El protestantismo y el mundo moderno (fragmento)Ernst Troeltsch

El protestantismo y el mundo moderno (fragmento)

"Pero la exclusiva dependencia de nuestra salvación con respecto a Dios hace también a esta salvación absolutamente segura y la sustrae a las oscilaciones y limitaciones de todo obrar humano. Pero, en la medida en que la decisión de fe que atrae la salvación parece contener en alguna forma una actividad humana y una condición acompañante, es reducida también a una acción directa de Dios. La doctrina de la predestinación se convierte en doctrina protestante central en interés de la certeza de salvación, tanto en Lutero como en Zwinglio y Calvino, y del mismo modo primordial y necesario. Cierto que el calvinismo ha ido convirtiendo de modo creciente esta doctrina en el gozne de su sistema y ha recogido de ella para sus grandes luchas universales la fuerza firme que le suministra la conciencia de la elección, pero ha sacrificado para ello la racionalidad y la bondad universal del concepto de Dios, mientras que el luteranismo ha ido debilitando la doctrina de la predestinación para proteger esas dos ideas, pero con esto ha ido despojando a su pensamiento del temple heroico y acerado. El predestinado se siente como señor elegido del mundo que, con la fuerza de Dios y para gloria Suya, tiene que intervenir en él y plasmarlo. El justificado puramente por la gracia también tiene su salvación únicamente por Dios, pero, asustado de las consecuencias predestinistas, elude toda delimitación y relación rigurosa entre Dios y el mundo y se refugia en la pura esfera religiosa de un mundo que, estando en una situación poco clara y sólo conocida por Dios, es más bien tolerado y soportado. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com