La Brecha (fragmento)Mercedes Valdivieso

La Brecha (fragmento)

"Me quedé sola. En su cuarto dormía el niño. La obscuridad era un gran inconveniente para moverse con soltura y ordenar. Buscaba cigarrillos cuando oí detenerse un coche. Marta y Nicolás golpearon la puerta alegremente. Yo los había conectado entre sí a la salida de una función en que Nicolás me esperaba. Como mujer mundana, se sintió atraída por aquel extraño y diferente ejemplar de hombre. Lo invitó muchas veces a comer, a conversar, pero él, aceptando, se mantuvo a distancia. La estimaba y le resultaba agradable el confort de su elegante casa. La visitaba sin comprometerse en nada.
Llegaron grandes paquetes. Al abrirlos, los papeles sonaron ruidosamente: un real banquete. En la única mesa de la casa pusimos la comida; una vela al centro nos alumbraba. Para contrarrestar con dignidad la humedad que bajaba de las pareces recién pintadas, bebimos en abundancia.
Aquella pieza semivacía, casi en penumbra, con el frío colándose por las ranuras de las ventanas desnudas, provocó en nosotros cierta euforia. El vino ponía su amigable nota reconfortante y abierta. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com