La mística de la feminidad (fragmento)Betty Friedan

La mística de la feminidad (fragmento)

"El feminismo no era un chiste de mal gusto. La revolución feminista tenía que luchar, simplemente, porque las mujeres habían sido detenidas en un nivel de evolución inferior al de su capacidad humana. “La función doméstica de la mujer no agota sus energías”, predicó en Boston el reverendo Theodore Parker en 1853. “Pretender que la mitad de la raza humana consuma sus energías desempeñando las funciones de ama de casa, esposa y madre, es un desperdicio monstruoso del material más preciado jamás creado por Dios”. Y a través de la historia del movimiento feminista, como una línea brillante y a veces peligrosa, corría también la idea de que la igualdad era necesaria para la mujer a fin de liberar a ambos, hombre y mujer, para una verdadera realización sexual. Porque la degradación de la mujer también degradaba al matrimonio, el amor y todas las cosas relativas al hombre y la mujer. Tras la revolución sexual, dijo Robert Dale Owen, “el monopolio del sexo desaparecía, como muchos otros monopolios injustos; y las mujeres no se verían limitadas a una sola virtud, a una pasión y a una ocupación. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com