Tierra Alta (fragmento)Javier Cercas

Tierra Alta (fragmento)

"Hemos mandado gente a Gdansk y a Timişoara, a Córdoba y a Puebla, para hablar con los responsables de las filiales que Gráficas Adell tiene allí, y hemos revisado del derecho y del revés las cuentas de todas las empresas de la familia y no hemos encontrado nada ni a nadie sospechoso, ni un movimiento extraño de dinero, ni un euro fuera de su sitio. —Suelta el anular y se coge el dedo corazón, con énfasis—. Hemos interrogado sin el más mínimo resultado a todos los visitantes de la masía de los Adell en los días anteriores al asesinato, y también a las casi doscientas personas que, según sus teléfonos móviles, anduvieron por los alrededores de la masía aquella madrugada, y sólo hemos encontrado a un chaval que cree haber visto desde la carretera un coche entrando en la masía de los Adell, pero no se acuerda de la marca ni del color del coche ni de qué hora era cuando creyó verlo. —Suelta el dedo corazón y se coge con más énfasis todavía el dedo índice—. Hemos hablado con los responsables del centro del Opus Dei de Reus con el que tenían relación los Adell y no hemos sacado absolutamente nada en claro, salvo que los viejos eran socios numerarios del Opus y que el Opus los trataba a cuerpo de rey. —Suelta el índice, se coge el pulgar, lo agita con un énfasis casi dramático, levanta el tono de voz y añade separando mucho las palabras y abriendo mucho los ojos—. Hemos intervenido durante casi cuatro semanas los teléfonos de los principales responsables de Gráficas Adell, incluyendo al yerno de Francisco Adell. ¿Y qué hemos sacado en
claro? —Gomà suelta el dedo pulgar, abre otra vez las manos y le enseña a Melchor las palmas vacías—. Nada de nada. ¿Quiere que siga?
Melchor no contesta. Tras un silencio, el subinspector respira hondo y se queda mirando el bote de metal con los colores del Barça, luego saca de él un lápiz de punta muy afilada y, cogiéndolo por los extremos, se pone a darle vueltas sobre su eje. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com