Diario de Montpellier (fragmento)Denzil Romero

Diario de Montpellier (fragmento)

"Le mandé una misiva contundente en la que afirmaba, que aún casándose con otro, los hijos le nacerían con la cara mía. Sí, con mi boca grande, con mi nariz chata de mano de gato, con mis cejas pobladas y mis ojos tiernos y de mirada profunda a lo Alain Delon. Con mi mandíbula cuadrada, y mi barba partida y mis camanances. Y ahí sí que se asustó, al extremo de romper el pacto… y llegar al día siguiente, diciéndome que a quien quería realmente era a mí.
(…)
Mi imaginación se ha desperezado. Ella, la imaginación, siempre me ha servido de recurso salvador. Cuando todo resuma pesar, de ella mana júbilo; me acompaña, me alboroza, me libera y me lleva a emprender cualquier audacia. ¡La imaginación y el lenguaje!…También soy dueño de un lenguaje portentoso con el que puedo inventar y expresar el mundo en el cual quiero moverme. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com