El hombre que fue a Chicago (fragmento)Richard Wright

El hombre que fue a Chicago (fragmento)

"Todos los sábados por la mañana ayudaba a... un doctor a cortarle las cuerdas vocales a un grupo nuevo de perros provenientes de la perrera de la ciudad. El objetivo era desvocalizar a los perros para que sus aullidos no perturbaran a los pacientes de otras áreas del hospital. Yo sostenía a cada perro y el doctor les inyectaba Nembutal en las venas para adormecerlos: luego mantenía las mandíbulas del perro abiertas a medida que el doctor insertaba el escalpelo y dañaba las cuerdas vocales. Más tarde, cuando los perros volvieran en sí, levantarían la cabeza hacia el techo y se quedarían boquiabiertos gimiendo en silencio. Esta visión quedó guardada en mi imaginación como un símbolo de sufrimiento silencioso. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com